Gabriel Jesús es una de las grandes promesas que se pueden ver en Brasil actualmente. Se cumple un año de su estreno como profesional en el campeonato paulista y desde entonces no ha parado de llamar la atención. En poco tiempo se hizo importante en el equipo y participó en 20 partidos del Brasileirao, anotó cuatro goles y tres más en Copa. Dos de ellos, en un partido memorable en el Mineirao, donde Palmeiras venció por 2-3. El segundo tanto del extremo quedó como uno de los mejores del año y ejemplifica ese atrevimiento que describe al jugador (VÍDEO).

En un mes cumplirá los 19 años y aún debe mejorar muchas facetas del juego, sobre todo en la toma decisiones y en la precipitación que muestra en algunos momentos. También necesita progresar en la parte física, medirse a lo largo de encuentro y lograr más resistencia ante una temporada agotadora en la mayoría de casos. Más aún este año, con Palmeiras enfrascado en torneo continental.

Se trata de un extremo muy habilidoso, veloz, con regates y condiciones técnicas sensacionales. Cuenta con categoría en su pie derecho para definir con un talentoso golpeo de balón, lo que también le ayuda para servir buenos centros desde la banda. Como se ha visto, puede jugar en los dos costados e incluso podría participar como segundo punta. En las categorías inferiores de Palmeiras acumuló cifras goleadoras impresionantes, en el fútbol profesional, poco a poco, deja claro que puede aportar mucho en esta faceta a pesar de jugar pegado a la banda.

En el siguiente vídeo se recogen tres de los momentos cumbre en la breve, pero intensa, carrera que ha desarrollado Gabriel Jesús en los últimos meses. Primero con el Mundial sub 20, donde llegó a la final con Brasil para caer derrotado con Serbia. El jugador de Palmeiras acusó el desgaste físico del torneo y en este encuentro no pudo brillar, fue sustituido antes del inicio de la prórroga  y después el equipo encajó el tanto definitivo. Después, con la final de Copa do Brasil, donde el Verdao se midió a Santos. Aquí, en el encuentro de vuelta, Gabriel Jesús deslumbró con sus hiperactividad a lo largo del primer tiempo. Sin embargo, llegó al duelo con molestias y no pudo continuar tras varios lances en los que quedó aún más magullado, por lo que fue sustituido antes del descanso. Aún así, Palmeiras se hizo con el título en un emocionante final que culminó en la tanda de penaltis. Y, por último, su estreno en Copa Libertadores, saltando al terreno de juego en la segunda mitad, en el estadio del River Plate uruguayo y protagonizando un fantástico gol en asociación con el veterano Alecsandro.

Si bien en la selección sub 20 se le vio participando desde la banda derecha, en Palmeiras acostumbra a jugar en la banda contraria, donde se entiende a la perfección con Zé Roberto, cuando éste, casi de forma constante, se suma al ataque.

Al finalizar la temporada pasada, fue premiado con el galardón que ofrece la Confederación Brasileña de Fútbol y el medio Rede Globo al jugador revelación en 2015, sucediendo así a Erik en la nómina de jóvenes jugadores. Ahora el ex de Goiás también viste la camiseta de Palmeiras y compiten por un puesto en el ataque.

En este año, a buen seguro que uno de sus objetivos marcado con rojo en el calendario, será el de participar con la selección olímpica en Río de Janeiro. Ya ha acudido a las últimas convocatorias del combinado sub 23, donde también ha ocupado la banda derecha y marcó un tanto ante República Dominicana.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario