Sebastian Becacecce llegaba a la U de Chile como el salvador de un equipo que lleva tiempo sin tener una identidad clara y con resultados bastante irregulares y la verdad es que de momento, los resultados no están siendo inmediatos. Yo soy de los que defiendo que a los entrenadores hay que darles tiempo, que los procesos son largos y los mecanismos necesitan paciencia y trabajo pero tengo dudas de si esa paciencia necesaria, la tienen también los dirigentes y aficionados de la U. En los próximos párrafos trataré de señalar los principales problemas de este equipo.

1. Resultados muy irregulares

6 partidos lleva la U en 2016, 4 de liga y 2 de Libertadores y tan solo una victoria y tremendamente contundente, pero en el resto de partidos muchos empates ante rivales que pelearan por no descender en Chile y el fracaso inesperado en Copa Libertadores. Los Chilenos deben encontrar una regularidad y quizás esa regularidad necesaria pase por encontrar el equipo adecuado.

2. Muchos cambios

El DT Argentino ha utilizado bastantes hombres en estos primeros partidos potenciando la profundidad de plantilla pero dándonos a entender que de momento no tiene un once claro ni por consecuente, un sistema táctico. Muchos centrales utilizados y sólo el pibe Ramirez parece tener el puesto asegurado tanto en defensa de 4 como de 3. Otro punto es el mediocentro, 4 o 5 hombres utilizados en el puesto y ninguno dejó sensaciones optimas. El rendimiento en ataque es irregular, 8 goles a O’Higgins y en los otros 5 partidos solo 2 anotados.

3. No hay transición defensiva

El partido ante River dejó claro los terribles problemas del equipo Chileno para retroceder. Sobre todo en el primer tiempo, los Uruguayos gozaron de varias ocasiones que no supieron finalizar pero lo cierto es que las facilidades que daban los Chilenos eran tremendas. Mano a mano los centrales con los delanteros, ningún apoyo de los mediocentros y espacios tremendos que permitían llegar solos a los delanteros. Mucho que trabajar en este aspecto.

4. Equipo largo en salida de balón

Becacecce es escuela Bielsa y escuela Sampaoli, esto implica salir jugando siempre desde atrás y por abajo, pero aquí el equipo también tiene problemas. Mecanismo largo y ancho, falta de apoyos entre líneas en muchas ocasiones, obligando a los centrales a tener que subir la pelota en conducción (asumiendo riesgos en sus espaldas) o rifando la pelota con un balón directo sin destinatario claro.

Sobre El Autor

21 años. Análista técnico-táctico de cualquier equipo del mundo o liga que me ilusione o me genere interés.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario