No es nada fácil encontrar en el fútbol argentino de los últimos años un caso como el de Gustavo Bou, el de un jugador de tanto nivel que permanezca en la liga local. El delantero de Racing de Avellaneda es una de las grandes estrellas del campeonato, lidera la punta del ataque de su equipo, que llevó al título en 2014 y a la Copa Libertadores presente, aunque aún deba rematar la faena en el partido de vuelta de la ronda previa que disputarán ante Puebla en el Cilindro tras el 2-2 de la ida. En la edición pasada, ya fue el máximo goleador del torneo continental más importante en América con exhibiciones ante Deportivo Táchira o Guaraní.

Ofertas no le han faltado para dar el salto a Europa y la pretemporada no ha estado exenta de polémica. El jugador pedía una renovación en la que fuese incluida una subida salarial pero el club -según Bou- no quiso sentarse a negociar. Mientras tanto, el presidente Víctor Blanco informaba de ofertas de clubes como el Galatasaray y anunciaba que seguramente Bou dejaría ‘La Academia’ en el mes de junio. Por su parte, ‘La Pantera’ afirmaba que sin la mejora contractual seguiría, pero “muy triste y solamente por la gente”.

Todos estos problemas no se han dejado notar en el campo por el momento. Anotó el primer gol de los suyos en Puebla y volvió a transformar en la derrota del estreno liguero ante Atlético Tucumán. Antes, durante los Torneos de Verano, hizo un doblete en la victoria por 4-2 sobre Boca Juniors.

Se trata de un delantero que rebosa intensidad en su juego, capaz de pugnar contra toda una defensa, como sucedió en el playoff frente a Independiente, en el clásico de Avellaneda, disputado a finales de año. En la ida, a domicilio, resultó decisivo al marcar el 0-1 y provocar la expulsión de Diego Rodríguez más tarde.

Además, es capaz de asociarse con sus compañeros, con detalles técnicos excelentes en la conducción y en espacios reducidos. Con su potencia física, siempre hace daño cuando cae al costado izquierdo y reta en la carrera a su marcador. Por supuesto, a la hora de definir, es letal. Sin florituras, pero siempre efectivo.

Es una solución habitual para dar salida al juego, algo sus compañeros utilizan y en ocasiones hasta abusan de ello. Se siente cómodo con los balones en largo, ya sea para jugar de espaldas, peinar el balón para su acompañante en ataque o iniciar el sprint. De lo que no hay duda es de que se trata de la referencia absoluta del sistema de Racing, todo pasa por él e interviene en cada acción en campo rival.

A pesar de la buena campaña, Diego Cocca dejó el banquillo de Racing al finalizar la misma. Ahora dirige el técnico, y también psicólogo, Facundo Sava. Sin embargo, de forma inteligente, la táctica y el equipo apenas han cambiado, los jugadores importantes se mantienen y regresó desde Valencia, en calidad de cedido, Rodrigo De Paul. Junto con Diego Milito y los destellos del paraguayo Romero, Bou no debería tener problemas para firmar de nuevo una gran cifra goleadora y así aupar a Racing a cotas altas.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario