Cyle Larin apenas tiene 20 años y ya se encuentra al mando de una tarea histórica para Canadá, la de volver a un Mundial de fútbol, donde sólo estuvo en 1986. La situación parece favorable para que la selección norteamericana consiga un billete hacia Rusia 2018, aunque la igualdad que se vivirá en el hexagonal final de la Concacaf haga difícil prever quién lo logrará.

El goleador de Orlando City, elegido como número 1 del draft tras jugar con Connecticut Huskies, que sorprendió a todos con los goles 17 goles anotados en su primer año como jugador profesional en la MLS, ya suma tres con el combinado nacional en las distintas fases de la Concacaf. En apenas un mes se medirán a México, la otra gran favorita de su grupo, primero en Canadá y después en el estadio Azteca. Un buen papel ante el ‘Tri’, podría dejar el camino encarrilado. Además, destaca la presencia como seleccionador de Benito Floro, quien pasó por el banquillo del Real Madrid hace ya más de veinte años y que ahora vive este reto de forma brillante.

No obstante, el último verano el paso por la Copa Oro fue bastante decepcionante. Canadá se marchó sin marcar un solo gol y con dos puntos en el casillero. Larin jugó dos partidos como titular, fue sustituido en ambos y en el tercero, decisivo ante Costa Rica, apenas jugó los 20′ finales.

Un momento complicado para el joven Larin, ya que nada más volver de la Copa Oro fue expulsado en el partido ante NY Red Bull, donde cayeron por 0-2. Sin embargo, a partir de ahí llegó su explosión. Le hizo un hat-trick a NY City y en la siguiente jornada dos más a un equipo tan potente como Columbus Crew. Después, en el tramo final de campaña, con opciones mínimas para Orlando de acceder a playoff, logró seis goles en tres partidos para ayudar en una fantástica racha victoriosa. Su marcar goleadora fue récord para un novato en la liga y, por supuesto fue galardonado con el premio ‘Rookie of the Year’.

Cyle Larin cuenta con todas las cualidades que se le pueden pedir a un gran delantero. Tiene un físico portentoso, con cerca 190 cm, es veloz, cuenta con un disparo potente con su pie diestro y domina el remate de cabeza. De la misma forma corre el contragolpe que fija a los centrales en el área, donde siempre está dispuesto a una finalización rápida de la acción.

LarinCarrera

Contragolpe y Larin, a menudo, busca la espalda de la defensa para recibir el balón

En la MLS, donde la velocidad de juego es muy alta y el desgaste físico a lo largo del encuentro juega un papel importante, Larin destaca aún más. Con espacios es demoledor y casi imposible de frenar. Con tan sólo un año como profesional, lo que más asombra es su posible capacidad de mejora, que irá ligada a un mejor papel de Orlando en el campeonato.

LarinPotencia

Su potencia física le permite encarar defensores y sacar el disparo

Sin embargo, en los partidos importantes con Canadá, ante rivales de entidad de su zona geográfica, los equipos plantean juegos mucho más ordenados y correosos. Floro propone un estilo que parte desde el orden defensivo, lo que beneficia a Larin y otros delanteros, como Ricketts o Hoillet, a la hora de buscar el contragolpe.

LarinContra

Inicio de contragolpe desde campo propio con equipo muy replegado

Aún por mejorar está la asociación con sus compañeros, apoyar a los centrocampistas para generar superioridades o caer a banda para abrir las defensas.

Antes de llegar a la MLS hubo equipos que se interesaron por Larin en Europa, que en su etapa en la academia Sigma FC de Ontario, viajó en repetidas ocasiones para probarse en varios equipos alemanes importantes como Bremen, Hertha o Wolfsburgo y en Bélgica con Genk o Brujas. De mantener y, como se espera, mejorar sus cifras goleadoras, no sería de extrañar que de nuevo sonase el teléfono y, esta vez, con ofertas a buen seguro más apetitosas.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario