Diego Cocca manifestó en conferencia de prensa que se alejará de Racing Club de Avellaneda en la mañana del 29 de octubre luego de haber cumplido un ciclo exitoso de 18 meses. En diciembre dejará un plantel rico, tanto en lo material como en lo económico.

Se trata de un líder de grupo joven, que despertó pasiones en sus inicios en aquellos que son amantes del buen juego. Salida por abajo desde el fondo y toqueteo intelectual es una de sus premisas. Tanto es así, que tomó como hombre de referencia a Ángel Cappa, también de pasado en La Academia.

Cocca, como tantos otros entrenadores, comenzó su andar del otro lado de la línea de cal en la segunda categoría. Comisión de Aldeas Infantiles (C.A.I) confió en su proyecto a inicios de 2007 y en un santiamén, los clubes de Primera División se hicieron eco de su trabajo.

El primero en apostar por el ex defensor de River Plate fue Godoy Cruz (2009), que hace ya mucho tiempo tiene una política interesante de dar inicio a entrenadores que recién están comenzando (Omar Asad, Martín Palermo y Gabriel Heinze son ejemplos de lo mencionado).

Gimnasia de La Plata fue su segunda institución en la élite argentina, logrando salvarla del descenso en la promoción ante Atlético Rafaela, agónicamente en los últimos minutos. La desmantelación del plantel llevó a que no lograse continuar con la misma senda victoriosa de meses anteriores y fue despedido.

El turno de viajar al exterior llegó y México fue su destino. Los años 2011 y 2012 fueron los ciclos más negativos en su carrera como D.T. En Santos Laguna no logró cumplir un año por malos resultados y en su vuelta a la Argentina, no pudo ascender con Huracán de Parque Patricios a la Primera División, por lo cual también fue cesado.

Seis meses estuvo parado y sirvió de experiencia para seguir estudiando esta profesión que día a día enseña situaciones nuevas. El ciclo negativo lo llevó a tener que “recomenzar”; retroceder para tomar impulso, como dice la jerga.

Defensa y Justicia le planteó un proyecto muy serio y Cocca no dudó. Hacía ya un año que la B Nacional era una liga competitiva producto del descenso de River Plate, y por si fuese poco, en ese mismo 2013, Independiente de Avellaneda sería protagonista en aquella liga, por lo que la difusión de la misma sería nuevamente masificadora.

El momento de lograr objetivos importantes llegó. La institución de Varela con refuerzos importantes y el formidable manejo de grupo por parte del técnico, llevó a que el club ascendiese por primera vez en su historia a la máxima categoría, incluso por encima del Rojo de Avellaneda en la tabla de posiciones.

tumblr_ngmlkqv4yA1rjh70yo1_1280[1]

Los números de Diego Cocca en Racing son estupendos, tanto que en efectividad es el mejor de la historia

El destino quiso que justamente Avellaneda sea su próximo destino, pero no Independiente, sino Racing Club, su archirrival (junio de 2014), que venía de un mal torneo y la necesidad imperiosa de lograr figurar nuevamente en los primeros planos como supo en la década del 60’.

13 años hacía que La Academia no había podido lograr dar la vuelta olímpica en el ámbito local. El último que alzó la copa fue Reinaldo “Mostaza” Merlo, quien es idolatrado en la institución albiceleste, incluso con una estatua en su complejo.

En este interín, pasaron entrenadores de gran estirpe como Miguel Ángel Russo, Diego Simeone, Alfio Basile y el propio Merlo, todos ellos sin éxito deportivo, incluso peleando la promoción cuando Ricardo Caruso Lombardi logró el objetivo de dejarlo en Primera, como merece una hinchada tan fiel, seguidora y sufrida en el último período.

El retorno de un emblema como Diego Milito, más jugadores con un corazón enorme como Ezequiel Videla, Leandro Grimi, Luciano Aued, entre otros, logró el tan ansiado campeonato luego de más de una década, con todo lo que ello conlleva.

El inicio de Cocca no fue grato, ya que llegaba sin un pasado en el club y habiendo contratado a Gustavo Bou, quien comparte representante con el técnico y de un flojo comienzo. A ésto, se le sumó la declaración previa a una derrota con el Rojo que levantó polvareda: “Prefiero perder con Independiente, pero lograr el campeonato”.

Con todo ese torbellino tuvieron que luchar Cocca y Bou, quienes meses después eran coreados por todo el Cilindro de Avellaneda, que cada vez que recibía a Racing estaba colmado de pasión y algarabía con un lema que fue clave para cambiar la mentalidad de todos: #RacingPositivo.

El cambio de mentalidad de dirigentes, hinchas y cuerpo técnico, generó una unión fantástica, que llevó a un ciclo ganador. Además de lograr el campeonato, devolvió a Racing a la Copa Libertadores, llevándolo a estar entre los 8 mejores de América y entre los cuatro mejores de la Copa Argentina.

Los números de Diego Cocca en Racing son estupendos, tanto que en efectividad es el mejor de la historia:

TOTALES:
Partidos ganados: 36 
Partidos empatados: 13
Partidos perdidos: 14

Hacer Comentario