Salomón Rondón se convirtió a principio de temporada en el jugador venezolano más caro de la historia. El traspaso del Zenit de San Petersburgo al West Bromwich Albion por 12 millones de libras. Una regla estipulada en el fútbol ruso que limita el número de extranjeros en una alineación lo destinaba al banco por toda la temporada en un equipo que ya tenía a Hulk, Danny, Witsel, entre otros.

Zenit St Petersburg's Rondon scores a goal against Borussia Dortmund during their Champions League round of 16 second leg soccer match in Dortmund

Tony Pulis dirige al que es uno de los equipos más defensivos de la English Premier League. El West Bromwich Albion no es un equipo que se destaca por su poder ofensivo. Rickie Lambert, delantero 9 típico viene de una temporada para el olvido en el Liverpool, y Saido Berahino que protagonizó una de las historias del último día de transferencias, jurando que nunca volvería a jugar por la negativa del presidente en traspasarlo al Tottenham. En pocas palabras, Rondón …

Rondón ha arrancado como titular en 5 de los 7 partidos del West Brom, y siempre ha jugado de la misma forma. De espaldas al arco, bregando y luchando contra los centrales contrarios y tratando de hacer de tripas corazón. Hasta ahora ha aportado con un gol (contra el Stoke City en la victoria 0-1) y una asistencia. Pero durante los partidos tiene pocas ocasiones al arco y casi nunca recibe de frente a él. Mientras su equipo se dedica a defenderse bien y a sacar a pelotazos el peligro de su área, Rondón intenta ganar balones aéreos y pivotear para la segunda jugada. Esto, aparte de agotarlo, le deja contadas ocasiones de gol.

Reuters / Suzanne

Reuters / Suzanne

Hay que decir también que su adaptación al fútbol inglés ha tomado tiempo. Todavía no se le ve completamente adaptado a la intensidad del fútbol inglés, aunque el físico sea uno de los puntos fuertes en el juego. Un punto que reluce es que en ocasiones, cuando puede poner presión sobre los defensas contrarios, se le ve dándoles espacio para despejar el balón. Claramente, cuando juega con la vinotinto nunca da un balón por muerto.

El West Brom apunta a estar en la parte baja de la tabla en la Liga Premier. Si sigue complicándose la vida como contra el Everton, perdiendo partidos que gana por 2-0, podría hasta ser un candidato al descenso. Es un equipo que aunque recibe pocos goles, marca aún menos. Y si Rondón quiere brillar, tendrá que marcar goles fabricados por él mismo.

Sobre El Autor

Miguel Machado

Artículos Relacionados

Hacer Comentario