Jugar de local puede tener dos efectos de diferentes formas de resolver, la presión por la que estará sometida la selección chilena apoyada por las expectativas del grupo comandado por Sampaoli, puede crear bloqueos a la hora de afrontar partidos y no sacar la mejor versión de cada uno. A la inversa produciría un estado de armonía entre los hinchas y jugadores que les ayudaría a estar concentrados en todo momento. Jugadores como Bravo, Vidal, Alexis Sánchez llegan de hacer una temporada con éxitos deportivos, en los mejores equipos del mundo, algo que podría ayudar para gestionar la presión, aunque el sentimiento club-selección no es el mismo.

La continuidad del proceso de Jorge Sampaoli puede ser otro de los factores diferenciales con respecto a otras selecciones como pueden ser Brasil y Argentina que tienen nuevo seleccionadores. La idea de juego está afianzada, tratar de protagonizar en cada partido, presión alta con intención de permanecer en campo contrario el mayor tiempo posible.

foto_0000000120131008121056

Jorge Sampaoli

Otro de los aspectos a destacar es la confianza en una base de jugadores, el DT argentino siempre tuvo claro los hombres que liderarían su proyecto. Salvo unos pocos, la mayoría son los que estuvieron en Brasil en el pasado Mundial. Incluso hay mejoría en su totalidad, Matías Fernández, David Pizarro, Angelo Henríquez y Edson Punch son las grandes novedades, aportando más calidad al fondo de armario. Características diferentes, Henríquez tras su gran temporada en Dinamo Zagreb se ganó la convocatoria, perfil parecido a Vargas, Pinilla es lo contrario a ambos, dependerá de la necesidad de cada partido para decidir el jugador titular. Pizarro y Fernández con esa tenencia y capacidad de creación no se pueden considerar suplentes, en cualquier momento o de inicio podrían ayudar. Una de las apuesta podría ser la aparición como nueve de Jorge Valdivia. Algo que genera menos dudas será la composición inicial del equipo, se espera 3-4-3, a la hora de sacar el balón Marcelo Díaz se coloca entre centrales, con su gran manejo le permite trasladar de forma precisa para intentar llevar el balón a 3/4 donde los Alexis, Valdivia, Vidal, Vargas se encargaran con sus interacciones crear oportunidades. El Sistema también permite defender arriba, presionar con 3 obligará a los contrarios en muchas situaciones a despejar, logrando recuperaciones. El riesgo es evidente, la presión debe ser constante, al tener las líneas adelantadas un balón profundo podría desajustar a la defensa, obligando a hacer un esfuerzo difícil de aguantar a lo largo del partido en el momento de volver a su propia portería.

El nivel, y protagonismo de Bravo, Vidal y Sánchez en las mejores ligas del Mundo servirá de referencias para sus compañeros, adoptar el rol de líderes impuesto de manera indirecta para trasladar a sus compañeros la seguridad, confianza necesaria para rendir a su máximo nivel será una de las claves para tener opciones de competir de forma optima.

La mirada mediante la pasión con la que se está valorando el proceso de Sampaoli empieza a generar grietas en el momento que valorar su paso por la selección está determinado por su pasado en la U de Chile. Aficionados de otros equipos no tienen una mirada global, una derrota sirve para mandar críticas que carecen de objetividad. La facilidad para cambiar opiniones en función del resultado no genera estabilidad a una identidad, en estos momentos la selección necesita aprobación para reunir las energías y armonía necesaria para enfrentar en la Copa América.

Deja dudas la aportación de algunos jugadores que la mayoría valoran de más pasado que presente, en concreto Rojas y Jara. La defensa es la zona del campo que genera más dudas desde el Mundial, referencia a la altura de los jugadores, esa falta de juego aéreo sigue siendo uno de los debates más comentados. Albornoz es el único que parece mejorar esa carencia. ¿Realmente se puede evitar el juego a balón parado? Realmente en muchas ocasiones tiene que ver con un tema de concentración, ser consciente de no hacer faltas innecesarias cuando un rival está de espaldas es una de las formas para combatir que no le lleguen por medio del juego parado.

Jara, entre otros jugadores, no llega en su mejor momento de forma

Jara, entre otros jugadores, no llega en su mejor momento de forma

La sensación de tener una oportunidad histórica que en caso negativo se podría manifestar mediante nerviosismo por no fallar en la cita esperada es un tema a tener en cuenta. Por jugadores se tiene la sensación de estar cerca de poder lograr por primera vez una Copa América, viendo la convocatoria de Brasil aumenta ese convencimiento, Argentina genera expectación con esos delanteros pero que habrá que ver su funcionamiento. Uruguay siempre cuanta menos adhesión más se unen y son más fuertes. Colombia por individualidades también se espera mucho. Por debajo aparecen Ecuador, Paraguay, México, Venezuela, Bolivia y Jamaica. Anteriormente se jugaron 6 ediciones en Chile, la última en 1991.

Hacer Comentario