Argentina va a salir campeón de esta Copa América, y así, se ubicará, como en la mayor parte de esta competición, como la mayor ganadora, ahora con Uruguay. El año 1993 está muy lejos ya en la conciencia y memoria argentina. Aquella victoria a México 2-1 en la final de Ecuador, significaba el bicampeonato luego de salir campeón en Chile en 1991. Nadie nunca imaginó que iba a pasar tanto tiempo para ganar otra: tanto tiempo, que es casi una obsesión ganarla de vuelta. Es verdad que entre medio, hubo varias ediciones que Argentina despilfarró, ya sea mandando a equipos inferiores por estar en medio de eliminatorias (1997), o mandando equipos con jugadores “locales” no muy experimentados, dejando a los mejores descansando en Europa (1999, 2004), o directamente no participando (2001). Encima de eso, sufriendo derrotas dolorosas, como el empate de Brasil en el 1995, con la famosa mano de Tulio que forzó los penales que Brasil ganó, o el 3-0 brasileño en contra en la final del 2007, a aquel equipo de Riquelme y Messi que parecía imparable, o que le empaten en el minuto 94 (Adriano, Brasil nuevamente), forzando los penales, como en el 2004, o finalmente, como en el 2011, de local, perdiendo un partido por penales ante un Uruguay al que dominó en lo futbolístico, pero no pudo doblegar en el marcador. Por eso, para terminar con esa racha de derrotas dolorosas y copas menospreciadas, llega este equipo listo para ganarla, en un lugar que históricamente le es propicio.

Argentina va a salir campeón en Chile porque es lo que siempre ha hecho: sacando las dos primeras veces que el país trasandino albergó la Copa, en sus últimas 4 ediciones en tierra chilena, la Copa fue levantada por manos argentinas. Chile le cae bien a Argentina. Usualmente le gana a su selección (ganó 53 veces, perdió solo 6 en su historia), se siente como en casa, y el terreno trasandino no lo intimida en absoluto. La Copa América, en Chile, siempre la ganó con grandes equipos, como los del 1941, 1945, 1955, y 1991. Esta vez no será diferente.

Es verdad que esta Copa América tiene mas pretendientes que en otras ocasiones. Brasil, será un serio candidato, para de alguna forma sacarse de encima la humillación del mundial, con un Neymar cada vez más importante. Chile, de local, con la misma base del mundial, luego de ese gran torneo y anteriores eliminatorias, buscará su primera Copa América. Colombia, con un James más confiado luego de su año en Madrid, y con la vuelta de Falcao, y la misma base de aquel gran equipo del año pasado, dará una gran pelea. Y quien puede dejar afuera de la discusión a Uruguay, que en este tipo de torneos, y sacando el orgullo a flor de piel, siempre es peligroso. Pero Argentina tiene al mejor equipo, y tiene al mejor de todos. Messi llega al torneo luego de una temporada absolutamente sensacional, ganando lo que se le puso enfrente, y con una actuación personal espeluznante. Y en Argentina, encontrará, como en Barcelona, a interpretes que lo entienden y con los que él se entiende: su gran amigo Agüero, Di María, y el gran goleador Higuaín. Al equipo que salió subcampeón en Brasil el año pasado, se le sumó un Tevez que viene de una gran temporada en Italia, además de la habilidad de Pastore y Lamela. Defensivamente, mantiene la base del año pasado, le agrega al defensor Otamendi, de gran nivel en la última temporada, en Valencia, así como la tuvieron el mediocampista ex-River Roberto Pereyra en Juventus, y el ex-Newell’s Nahuel Guzmán, en el arco de Tigres.

Pero además de este gran poderío, tiene a un líder espiritual y físico como no hay otro en el mundo: Javier Mascherano. El ex-River es como un tipo de Chuck Norris en Argentina, tanto así que le han hecho cuentas de Twitter y hashtags con las cosas que puede hacer, algunas muy cómicas por lo increíble (se pueden buscar como #MascheFacts). En el mundial de Brasil, fue el mejor jugador de la selección, lejos, tomando la posta en los partidos más importantes, parándose enfrente de los gigantes belgas, rompiéndose el ano al quitarle el balón de la victoria a Robben en la semifinal, hasta el ya famoso “hoy te convertís en héroe” al portero Romero, antes de la definición por penales con los holandeses. Este grupo quiere salir campeón, luego del segundo puesto en Brasil. No se conformará con menos, esta generación se siente lista para lograr el objetivo. Y listo también se siente Messi, para lograr otro título más con la selección, luego del sub-20 y las Olimpiadas. Pero este sería mucho más importante, y él sabe que se le reclama algo de esta envergadura, luego de no poder ganar el mundial nuevamente. En Chile, sus manos levantarán este trofeo, que todavía le falta.

Mascherano volverá a ser el lider de la selección albiceleste

Mascherano volverá a ser el lider de la selección albiceleste

Habrá que ver como la llegada de Martino afecta a este grupo de jugadores, que habían estado bajo la tutela de Sabella por tanto tiempo. Ese sería el único punto negativo, que el entrenador no ha tenido el suficiente tiempo para trabajar su sistema, muy diferente al de Sabella, con este grupo. Mientras Sabella prefería un equipo ordenado, priorizando lo defensivo, Martino prioriza la salida por abajo desde el arco, el buen trato del balón, y la gran vocación ofensiva a través de las bandas, cubriendo los espacios en cancha rival. Otros equipos (Colombia, Chile, Uruguay) vienen más armados en ese sentido, saben mejor lo que el entrenador requiere de ellos. Pero este equipo es maduro, con jugadores en el pico de su historia futbolística. Y seguramente captarán rápidamente lo que se les pide. Hay demasiada calidad para dudar una victoria argentina, y vuelta olímpica, cuando el 4 de julio finalice el torneo. Preparen el confeti, que sea albiceleste.

Sobre El Autor

Hernan Amorini

Hernán nació en Buenos Aires pero vive en Nueva York desde los 14 años. Su gran pasión es River Plate, y es uno de los fundadores y Vice Presidente de la filial de River en Nueva York. Al mismo tiempo es un amante del fútbol en general, su análisis y su historia. Hernán tiene un MFA en Escritura Creativa de City College.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario