En la edición de 1975, el fútbol peruano tocó la cima más alta a nivel internacional. Se alzó con el campeonato del torneo más importante de América. Los dirigidos por el entrenador nacional Marcos Calderón se ubicaron en el grupo B con Chile, y Bolivia. En el juego inaugural enfrentó al país sureño en el Estadio Nacional de Santiago. El resultado fue un empate a uno. El gol peruano llegó a los 72’ por medio de Percy Rojas, figura recordada en el Independiente de Avellaneda. Luego, tuvo que visitar la ciudad de Oruro para enfrentar al elenco altiplánico. El resultado fue un triunfo peruano por 1-0 con gol del mítico Oswaldo Ramírez. Venían los enfrentamientos en condición de local para los peruanos. En el estadio de Matute se recibió al elenco boliviano, que regresó a su país con una derrota propinada por 3-1. Ramírez, Cueto y Oblitas marcaron las anotaciones. Finalmente, en la vuelta ante Chile se repitió el mismo marcador que se obtuvo ante los chilenos, Rojas, Cubillas y Oblitas se hicieron presentes en el tablero de goles.

Perú se ubicó en el primer lugar de su grupo con 7 unidades con 3 victorias y tan solo un empate. Las estadísticas goleadores fueron positivas: 8 goles a favor y solamente recibieron 3 goles. Actuación destacable. Con estos resultados, Perú accedió automáticamente a las semifinales, su rival sería Brasil que había clasificado como líder con puntaje perfecto en el grupo A. El partido de ida el 30 de septiembre en el estadio Mineirão y la selección peruana logró una histórica victoria por 3-1. Los goles de la blanquirroja llegaron por medio de Enrique Casaretto (x2) y un excepcional remate de tiro libre de Teófilo Cubillas. Este resultado significó la primera victoria peruana tierras brasileras. Roberto Batata fue el encargado de marcar el descuento.

El juego de vuelta se llevó a cabo  en el estadio de Alianza Lima. Brasil sorprendió y ganó por 2-0. Un autogol de Meléndez a los 10’ y a los 61 Campos encuentra el segundo. Con ese resultado, el marcador global era de 3 – 3 por lo que se realizó un sorteo para determinar al ganador. Para saber qué equipo accedería la final, se introdujo en un ánfora dos pelotas, cada una contenía el nombre de la selección ganadora. Al final, salió Perú y la fiesta fue total.

Mientras, el segundo finalista fue Colombia, que en global ganó por 3-1 a Uruguay. La primera final se jugó en el Campín de Bogotá el 16 de octubre ante 50.000 espectadores. La victoria fue para los locales con un gol de Ponciano Castro. El juego de vuelta y quizás último se efectuó en el Estadio Nacional de Lima. Perú ganó con goles de Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez. Bajo ese resultado, se forzó un tercer encuentro en campo neutral. La sede elegida fue la ciudad de Caracas. El 28 de octubre en el Estadio Olímpico de la UCV. Perú pudo contar por primera vez con Hugo Sotil, quien en ese tiempo jugaba en el Barcelona. Su entrenador, Rinus Michels le negó que viaje a disputar la Copa América. Sin embargo, el “Cholito” se escapó de Barcelona, compró su pasaje y viajó rumbo a Venezuela. El destino fue tan mágico que él fue quien marcó el único gol del partido y Perú alcanzó su segunda Copa América de la historia.

Hacer Comentario