Esta Copa América no deja de dar sorpresas y la segunda jornada del grupo A no quiso ser menos con la victoria de Boliva sobre Ecuador y el empate de México ante Chile en un partido frenético, repleto de ocasiones, sorpresas tácticas y también errores que posibilitaron tal espectáculo.

Con Sampaoli nunca se puede contar con situaciones previsibles e introdujo un cambio importante en el once respecto al debut, además de la titularidad de Albornoz por Mena. Vargas entró en el carril izquierdo por Beausejour y Alexis inició como ‘nueve’, algo que no funcionó demasiado bien en la primera media hora al perder protagonismo en la creación y posibilidad de asistir. En gran parte debido a la presión adelantada con la que Herrera complicó el juego de los anfitriones, desde el trabajo de Vuoso o Güemez a la posición adelantada de los tres centrales. Así llegó el primer tanto, con un robo y una superioridad aprovechada con rapidez. En la ofensiva de nuevo destacó Corona, sobre todo cuando se situó pegado a la banda izquierda para así aprovechar las continuas incorporaciones al ataque de Isla.

El técnico chileno reaccionó, y tras lograr el empate en acción ensayada y recibir otro también a balón parado -en un magistral cabezazo de Raúl Jiménez-, movió las fichas y Alexis Sánchez cayó al costado zurdo -el más débil de México-, donde pudo contactar más con el balón, con Valdivia apareciendo en apoyos continuos y la llegada de jugadores desde segunda línea, caso de Aránguiz o Arturo Vidal.

En el inicio de la segunda parte Chile, cuando parecía imposible, imprimió aún más velocidad a su juego. Esta vez Alexis incluso apareció en la medular para recibir el balón desde los centrales, se generaron espacios en el centro y México durante unos minutos estuvo noqueado ante el toque vertiginoso del rival. El 3-2 de los locales llegó de penalti y parecía incluso podrían aumentar la ventaja.

Sin embargo, el seleccionador Miguel Herrera se mantuvo firme en su plan con un juego directo que esta vez sí era la opción más efectiva ante los problemas al retroceder metros y en el juego aéreo de Chile. El talento de Fabián o Montes volvió a quedarse en el banquillo y no se sabe que hubiese sucedido con ellos en el campo, pero no hay duda de que los que jugaron ofrecieron lo mejor de sí y plantaron cara a un combinado, a priori, muy superior.

golvuoso

Momento del pase de Aldrete a Vuoso, que recibe el balón a pesar de los tres defensores

De esta forma llegó el empate definitivo, un juego básico que obtuvo resultado fantásticos. Las carencias del rival aprovechadas al máximo, en definitiva, empate en el marcador pero victoria moral de Herrera sobre Sampaoli en el conjunto del choque.

Bolivia, 18 años después

Ecuador partía como gran favorito en este partido, con su potente delantera, que tras un mal primer encuentro, debía recuperar sensaciones. Todo lo contrario iba a suceder en el tramo inicial de encuentro con los excesivos problemas de la zaga. Primero con un error de marca en un saque de esquina y después con una pérdida de balón que aprovechó Smedbeg-Dalence con un buen disparo desde la frontal.

Quiñónez, en la portería boliviana, volvió a ser figura destacada, sobre todo en la primera parte cuando detuvo el penalti a Enner Valencia y en la segunda parte con varias paradas decisivas a pesar del viento en contra que tanto perjudicó los intereses de su equipo.

Al descanso se llegó con un 3-0 y aún así las carencias defensivas de uno y otro hacía difícil pronosticar el vencedor final. Cazares entró en la medular y completó la actuación más destacada del choque, organizó a su equipo, encadenó pases certeros en tres cuartos de campo y finalizó otras cuantas ocasiones. Omnipresente, se aprovechó del repliegue de Bolivia, que se olvidó de lanzar contras y se limitó a defender su amplia ventaja, que por poco no terminó de disolverse.

A pesar de las dos derrotas, Ecuador queda con opciones de clasificar como uno de los mejores tercer clasificados si vence a México, que suma dos unidades e incluso podría bastarle el empate. Chile y Bolivia tienen el pase a cuartos de final prácticamente asegurado y ambos se disputarán el liderato del grupo A.

 

Hacer Comentario