No se lleven a confusión por el título, ayer no volvió el viejo y añorado “futebol samba”, aquel que se practicaba en Brasil y que la seleçao canarinha hacía que fuera admirado y disfrutado en todo el mundo. Hablamos de noche de Samba porque los cinco representantes brasileños en la Libertadores entraron ayer en juego, en los partidos de ida de los octavos de final de la máxima competición continental. Corinthians jugaba frente al Guaraní en Asunción, mientras los otros cuatro se enfrentaban en un doble duelo fraticida: Sao Paulo-Cruzeiro y AtléticoMG-Internacional. La vuelta en las tres eliminatorias volverá a ser en miércoles, en este caso 13 de Mayo.

GUARANÍ 2-0 CORINTHIANS: EL TIMAO SE HUNDE EN PARAGUAY

En el peor partido de un 2015 que comenzó como nunca, Corinthians se ha podido complicar y mucho su continuación en una Libertadores en la que tras la primera fase partía como uno de los favoritos. Venía bajando su nivel en las últimas semanas, pero en Defensores del Chaco, el equipo de Tite tocó fondo. Tras una primera parte dominada por el Guaraní, pero sin crear mucho peligro, el primer aviso llegó justo antes del descanso, cuando Gil sacó en la línea un gol cantado de Benítez. Los paulistanos deberían haber reaccionado tras ese susto, pero definitivamente este Timao no es el de inicio de año. Más aún con la baja de Emerson y con un Paolo Guerrero aún renqueante. Los locales vieron la debilidad y se lanzaron al ataque en ese inicio del segundo tiempo, con Santander al frente. El propio delantero guaraní fue el encargado de abrir el marcador, con un lanzamiento lejano de falta que parecía fácil para Cássio, pero que en el último momento se le escapó de las manos. Tras ese gol llegaron los mejores minutos del Corinthians en el partido, pero más por necesidad y empuje que por fútbol. Tras varias ocasiones, incluyendo un disparo al palo de Fábio Santos, volvió aparecer Santander. Con un gran pase en profundidad a Contreras, que tras ganar la posición, definió de exterior ante la salida de Cássio. Con ese 2-0 el Guaraní tiene todo a su favor para dar la primera sorpresa de la Libertadores, aunque para ello tendrá que aguantar el infierno del Hospicio.

GOL DE CENTURION

SAO PAULO 1-0 CRUZEIRO: SOLO CENTURIÓN PUEDE CON FÁBIO

Duelo de brasileños con inicios de año dubitativos y necesitados de alegrías, pero con muchos miedos a un nuevo fracaso. Eso se notó en una primera parte con muchas precauciones en ambos conjuntos. De nada sirvió el increíble ambiente que había en Morumbí, con más de 66.000 torcedores llevando en volandas a un tricolor que sin Doria, Luis Fabiano y Bastos le faltaba empaque, recursos ofensivos, aun así obligó a Fábio a realizar dos buenas paradas, una de ellas antológicas a remate de Pato, cuando Morumbí ya cantaba gol. Mientras en la raposa solo detalles individuales de De Arrascaeta hacían llevar algo de peligro a la portería de un Ceni que vivió una de las noches más tranquilas de los últimos tiempos. En la segunda parte el partido dio un giro de 180 grados. El Sao Paulo cogió el mando del mismo, con un Ganso controlando todo el ataque como en sus mejores tiempos, Bruno percutiendo una y otra vez por la derecha y Centurión, aunque sin suerte, no se cansó de intentarlo, dando al equipo una gran verticalidad. Ahora sí, Cruzeiro conseguía llegar en contragolpe al área sanpaulina, pero no tenía ocasiones claras. No había un gran futbol combinativo, pero el partido estaba precioso, lleno de alternativas, con ambos equipos dejando todo lo que tenían sobre el césped. Lógicamente, los locales, por su mayor calidad individual y por tener la necesidad de llevar para Belo Horizonte un buen resultado con el que afrontar la vuelta, encerraban al Cruzeiro en su área, pero siempre se encontraban con un inconmensurable Fábio, que paró todo lo parable y lo que no. Y cuando Fábio no llegaba, aparecía el poste para evitar otro gol cantado de Pato. Cuando todo parecía indicar que el partido acabaría con empate sin goles, otra gran jugada de Bruno que entra en diagonal al área y pone un centro medido al segundo palo, que remata en plancha Centurión llevando la pelota a la red y la locura a las gradas del Morumbí. Un gran premio para un futbolista que ha tenido problemas de adaptación, que Muricy ignoró y marginó, pero que Milton Cruz está sabiendo sacarle provecho: ya hizo un gol clave frente a Danubio, también en los últimos minutos y ahora este que, quien sabe, puede darle la clasificación al Sao Paulo.

gol lisandro

ATLÉTICO MINEIRO 2-2 INTERNACIONAL: LEONARDO SILVA DA AIRE AL GALO

El día no empieza hasta que el gallo canta y el partido no acaba hasta que el Galo marca. Al menos en el Horto Independencia, nunca puedes dar por muerto al Atlético Mineiro. Tras un gran partido, lleno de alternativas, ofensivo y disputado de igual a igual, el Internacional de Porto Alegre creía llevarse una victoria de Belo Horizonte que prácticamente le aseguraba el pase a cuartos. Pero en la última jugada del partido, con el árbitro ya preparado para señalar el final del encuentro, Leonardo Silva hizo el empate tras un barullo en el área que el colorado no acertó a despejar. Los gauchos, que habían sorprendido en el inicio reservando a sus dos volantes más creativos, D`Alessandro y Valdivia, se adelantaron en el primer minuto de juego, cuando Lisandro López aprovechó un regalo del central Marcos Rocha. Era la primera pelota que tocaba el delantero argentino en Libertadores y gol, gran refuerzo del Inter. En busca del empate se lanzó el galo, y a punto estuvo de conseguirlo Rafael Carioca con un trallazo desde más de 30 metros que hizo temblar el larguero. Poco después si lo conseguiría el lateral Douglas Santos, aprovechando un balón suelto en la frontal del área. Tras el descanso, Diego Aguirre da entrada a Valdivia y justo antes de sacar una falta entra D`Alessandro, para poder botarla él mismo. Así, de esa falta que sale de las botas del “cabezón”, acaba en los pies de Valdivia que convierte el segundo gol del colorado. Algunos lo llamaran suerte, pero el técnico Aguirre supo darle su momento a sus jugadores de más talento, en el momento que el equipo les necesitaba. A partir de ahí, al ritmo del “Eu acredito” (yo creo) que viene de las gradas del Horto, Atlético Mineiro va a por el empate que minimice esos dos goles encajados, hasta conseguirlo en esa última jugada, del último minuto, del último segundo… Gran ventaja obtenida por el Inter, que le vale cualquier empate mínimo para pasar. El galo deberá salir a ganar en Beira Rio.

Sobre El Autor

Nacho Velasco

Como dijo el gran Robe Iniesta, "para algunos, la vida es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos. Nacho es más humilde, y sólo quiere que la ola que surge del último suspiro de un segundo le transporte mecido hasta el siguiente." Esa ola fue la que hace 4 años le llevó de Madrid a Salvador de Bahia. Al ritmo de su balanceo calmado y con una sonrisa ("sorria esta na Bahia") se deja llevar por las empedradas calles del Pelourino, bebiendo una "cerveja estupidamente gelada" en sus playas o por la Bohemia de Rio Vermelho y va pedaleando entre los faroles de Barra e Itapua. "Ah! Mis títulos dicen que soy Sociólogo y Periodista Deportivo, pero yo "más humilde soy" y prefiero llamarme simplemente vividor"

Artículos Relacionados

Hacer Comentario