Llegó Gustavo Matosas tras la destitución de Mohamed, a pesar de haber logrado el torneo Apertura, y los éxitos han proseguido con el técnico uruguayo. Hace dos semanas se proclamaron campeones de la Concachampions y obtuvieron plaza para el próximo Mundial de Clubes. Ahora, que se inician los playoffs del Clausura en la Liga MX, parten como grandes favoritos.

Su primer rival, en cuartos de final, será Pachuca, un equipo potente en ataque pero desordenado en ocasiones, algo que puede ser un suicidio ante un equipo tan potente. Los argentinos Nahuelpán y Cvitanich son importantes en ataque y cuentan con experiencia suficiente para competir, al menos en la ida que disputarán en casa, con hombres como Mosquera o Ayoví en la defensa. El colombiano se medirá a su ex equipo e intentará resarcirse tras la lesión que sufrió en el pasado playoff, que lastró las opciones de su equipo.

Tigres debería ser el gran rival de las ‘águilas’, sin embargo el equipo de Ferretti obtuvo la semana pasada el billete a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Seguramente con más apuros de los esperados en el encuentro disputado en Monterrey ante Universitario de Sucre, pero ya se han ganado el papel compartido de favorito y es de esperar que la prioridad sea avanzar en esta competición que jamás ha ganado un conjunto mexicano. Está por ver si la amplitud de plantilla le permite compaginar ambas competiciones. De momento, fueron capaces de terminar el Clausura en lo más alto de la clasificación.

Varios jugadores pasan por un momento de forma óptimo, caso de Damián Álvarez o Esqueda y tanto Guerrón como Sobis han logrado la regularidad. Tal es la competencia que un jugador que podría ser vital en la mayoría de equipos, como es Burbano, aquí pocas veces arranca como titular.

Tigres se las verá con Santos Laguna, que tan sólo perdió uno de los últimos siete partidos de liga y se colocó como octavo clasificado. En buena parte gracias a la inspiración del joven colombiano Andrés Rentería, que junto a Orozco y Djaniny, completa un tridente ofensivo repleto de cualidades para hacer daño al mejor sistema defensivo del país.

Chivas de Guadalajara, cuya trayectoria fue descrita aquí hace unas semanas, desaprovechó la ocasión de terminar como líder y la derrota en casa ante los Monarcas de Morelia le hace un flaco favor a su promedio de puntos. Además, finalizó en el quinto puesto y perdió el factor campo en su eliminatoria ante Atlas.

El conjunto entrenado por Tomás Boy decepcionó en Copa Libertadores pero consiguieron remontar el vuelo con importantes victorias ante León y Tijuana, el club que asombró en las primeras jornadas y se desinfló para acabar fuera de la fase final. El punta paraguayo Caballero tan sólo ha sumado tres goles en el Clausura, pero todos ellos en la recta final y decisivos para sumar puntos.

En la última eliminatoria, quizá la más igualada, estará contra todo pronóstico Querétaro. Cuando cayó lesionado de gravedad Camilo Sanvezzo y los problemas con Ronaldinho no hacían más que acrecentarse, las opciones de mejorar lo protagonizado en el torneo Apertura parecía imposible.

No obstante, el equipo se conjuró e incluso Ronaldinho deslumbró en el estadio Azteca con dos goles y algunos detalles técnicos que recordaron a una época anterior. Willian y Danilinho han recuperado la buena forma y el once que alinea Vucetich parece conjuntado para derrotar a Veracruz.

Los Tiburones Rojos, analizados en este artículo, llegan en una dinámica totalmente opuesta, con tan sólo una victoria en los últimos seis encuentros. El dinamismo que mostraba el equipo cuando alcanzó el liderato ha desaparecido a pesar de mantener a los jugadores importantes en la titularidad. Disputarán la vuelta en casa y aún así la tripleta argentina formaba por Peñalba, Furch y Villalba que dominó hace unos meses ha perdido la condición de favorita.

Por delante, un calendario comprimido en el que cabe esperar un espectáculo mayor al que se vio en el playoff del torneo Apertura, cuando primaron las defensas y los goles llegaron a cuentagotas.

Hacer Comentario