Jonathan Rodríguez es, hoy en día, uno de los posibles sustitutos naturales para suplir la ausencia nada menos que de Luis Suárez en la Copa América a disputarse en Chile en julio de este año.

El juvenil de 21 años nacido en el departamento de Florida, Uruguay, milita en el segundo equipo del Benfica de Portugal y desde su arribo a la institución lusitana, convirtió seis goles en cuatro partidos y ya comenzó a ser tenido en cuenta por el entrenador de la escuadra principal del club, Jorge Jesús.

“Cabecita”, como le dicen los íntimos, surgió de las inferiores del Club Atlético Peñarol y Jorge Da Silva fue el entrenador que lo hizo debutar en Primera División en 2013 frente a Guaraní de Paraguay en un match de carácter amistoso.

El denominador común en el Fútbol Charrúa, como se destacó en el anterior escrito, es que los actores surjan de barrios carenciados, en el cual la pelota es un tesoro y para muchos lo único.

Rodríguez en Florida no fue la excepción. Su familia es muy humilde además de numerosa (10 hermanos). El conjunto carbonero se llevó al delantero que militaba en Atlético Florida (2012) por 7 mil dólares y un juego de pelotas.  Increíble.

Peñarol se llevó a Jonathan de su Florida natal por 7 mil dólares y un juego de pelotas.

Peñarol se llevó a Jonathan de su Florida natal por 7 mil dólares y un juego de pelotas.

Por indisciplina el veloz y potente delantero fue bajado nuevamente a la Tercera División dirigida por una gloria del club, Jorge Goncálves y nuevamente tuvo su oportunidad en la élite de Peñarol con la asunción de Diego Alonso en la dirección técnica.

Es picante, vivo, audaz, potente, veloz, tranquilo, callado, resistente, pero su mejor virtud es la definición certera. Es intermitente en el juego, por momentos con poca participación en él, pero cuando reaparece genera estragos y da que hablar. Debutó ante Cobreloa en el orden internacional y Racing de Sayago en el Torneo Local.

El romance con el hincha comenzó en un santiamén, más teniendo en cuenta que Peñarol en la última década lleva a cabo una política que no beneficia a sus juveniles para llegar a Primera. Sus actuaciones en los clásicos, demostrando personalidad, fueron de gran valor (también en juveniles). A pesar de que en su familia la mayoría son de Nacional, él demuestra con un tatuaje su fanatismo por la amarilla y negra.

jhonatatuaje

“A pesar de que en su familia la mayoría son de Nacional, él demuestra con un tatuaje su fanatismo por la amarilla y negra”

En julio de 2014, llegó la primera frustración para Rodríguez, quien no tiene contacto con la prensa no por ser antipático sino por pánico escénico. El Sporting de Portugal quiso hacerse de sus servicios, pero el pase se cayó incluso cuando el jugador ya había arribado a la capital del país europeo.

Lejos de caerse anímicamente, comenzó a entrenar nuevamente con su club y la citación de Óscar Washington Tabárez le cayó como anillo al dedo para recuperarse psicológicamente. El proyecto del Maestro, abraza y protege a jugadores de las características del “Cabecita”.

A pesar de ser una de las figuras de Peñarol dentro del campo de juego, en la prensa se manejaba que las actividades que realizaba en los  viajes a su ciudad natal no eran las más indicadas para un jugador profesional.

Rodríguez fue rehén de la polémica del año en Uruguay. El Doctor Jorge Da Silveira (Periodista Deportivo), se desbocó (no por primera vez) en una entrevista El Observador T.V, al decir que Jonathan “es un muchacho que bebe”.

Las redes sociales en un abrir y cerrar de ojos hicieron viral la nefasta frase de un profesional que históricamente se interesó en la vida personal de los jugadores, y llegó a las manos de los directivos de Benfica.

¿Qué tiene que ver el conjunto Lusitano? Mucho. Porque el juvenil se encontraba en Portugal en el mes de enero y las declaraciones hicieron que en un principio el pase se cayera para luego reflotarse con ciertas condiciones en su contrato.

¿El sustituto de Suárez?

¿El sustituto de Suárez?

Hoy en día, Jonathan milita en el segundo equipo de las Águilas y de continuar así su rendimiento, no tardará su debut en Primera. Esta semana Tabárez entregó la lista de 23 futbolistas para disputar dos partidos de carácter amistoso y el “Cabecita” ingresó.

Ante la ausencia de Suárez por suspensión en la Copa del Mundo de Brasil luego de la mordida a Giorgio Chiellini, Rodríguez es una carta fuerte para el Maestro junto a otro juvenil, Diego Rolan, quien a diferencia del hombre homenajeado en la nota, participó del proceso de selección siendo partícipe en Sub 17 y Sub 20.

¿Nace una estrella? Todo depende de él, de sus piernas y su cabecita, eh (los yoruguas entenderán esto último).

 

 

Una Respuesta

Hacer Comentario