Ninguna otra confederación en el mundo es tan complicada como la CONCACAF. Hablamos de una región de América a la que hay que sumarle Caribe, restarle Sudámerica y agregarle algunos países del sur de América. El resultado es un confeti de países con buen nivel futbolístico, muchas olvidadas islas caribeñas y equipos con el fútbol más mediocre del mundo. La CONCACAF, la Confederación de Fútbol del Norte, Centroamérica y el Caribe, por sus siglas en inglés, abarca desde lo más al norte del Canadá, hasta la frontera entre Panamá y Colombia, dando un tour por el afrodisiaco Caribe.

Formada en 1961, tras la fusión de la Confederación Norteamericana de Fútbol, conocida como NAFC y la CCCF que fue la Confederación Centroamérica y Caribe de Fútbol. Si bien las eliminatorias a la Copa del Mundo siempre las jugaron juntos, no fue hasta el clasificatorio a Inglaterra 1966 donde la CONCACAF, figuró como tal.

Geográficamente, Norteamérica comprende el territorio de Estados Unidos, México y Canadá; mientras que Centroamérica, lo logran los países de Guatemala, El Salvador, Belice, Nicaragua, Costa Rica, Honduras y Panamá. El Caribe, son más de 20 países repartidos por todo el Mar Caribe, que a la larga viene siendo el Océano Atlántico.

Futbolísticamente, es muy similar a la división geográfica, con una pequeña variación en el renglón del Caribe. En lo futbolístico, Caribe se compone de 31 entes nacionales de fútbol, donde figuran cuatro naciones que geográficamente se encuentran en Sudamérica, el caso de Surinám, Guyana, Guyana Francesa y Bonaire. En el Caribe encontramos otras asociaciones que no son afiliadas a la FIFA, pero sí a CONCACAF. ¿Cómo funciona esto? Organizaciones como Guadalupe, colonia francesa, puede jugar los torneos organizados por CONCACAF, como Copa Oro o la Copa Caribe, pero no la eliminatoria a la Copa del Mundo. La región de UNCAF, la Unión Centroamérica de Fútbol, se compone de siete asociaciones, que cada cierto tiempo se juntan a jugar la Copa Centroamericana. En UNCAF se encuentran selecciones del porte de la Costa Rica de Brasil 2014, de la Panamá subcampeona de Copa Oro en 2013 y equipos como Belice y Nicaragua, países en “vías de desarrollo futbolístico”.

El equipo de Belize que se enfrentó a EE.UU en 2013.

El equipo de Belize que se enfrentó a EE.UU en 2013. Meses más tarde fue acusado de amañar el partido.

NORTEAMERICA

México, Estados Unidos y Canadá son los únicos tres entes que no pertenecen a ninguna sub confederación, como el caso del Caribe o UNCAF. Los tres equipos “élite”, según las oficinas de la CONCACAF en Miami, van de cajón a todas las eliminatorias de cualquier categoría, ya sea masculino o femenino, sin pasar ningún filtro o repesca, además de ser siempre los únicos tres equipos que clasifican directo a Copa Oro, edición tras edición. Durante gran parte del siglo XX, estos tres equipos se mataban entre ellos para conseguir un boleto a la serie por la Copa del Mundo. En el clasificatorio para Suecia 1958 fue México quien avanzó a pelear por un boleto ante Costa Rica, el cual logró sin complicaciones. El sistema ha cambiado: ya no los obligan a eliminarse entre sí, ahora podrían ir los tres a un magno evento. Que el corazón de la CONCACAF son estos tres países es verdad.

CARIBE

31 países inician el proceso de la Copa Caribe que organiza la CFU, Unión Caribeña de Fútbol, según sus siglas en inglés. La Copa Caribe otorga boletos para la Copa Oro, máximo torneo de selecciones a nivel de CONCACAF, certamen que da un pase a la Copa Confederaciones. Mientras que en el proceso mundialista, los equipos caribeños no reciben el mismo trato que los norteamericanos, ya que ellos sí deben pasar por una tardada eliminatoria, donde solo Trinidad y Tobago, Jamaica y Haití se vieron beneficiados en el clasificatorio para Rusia 2018. Caribe acapara a doce equipos de los catorce que conforman el pot de Equipos de primera ronda en el camino a la máxima cita del fútbol. En la historia de los Mundiales de selecciones absolutas, solo se ha visto la presencia de Cuba en la lejana Copa de 1938, Haití en Alemania 1974, Jamaica uno de los más recientes en Francia 1998 y el recordado Trinidad y Tobago que en la repesca logró colarse a Alemania 2006.

Caribe a nivel fútbol es pobre, tan solo Jamaica y Trinidad y Tobago sacan la cara por una región donde a nivel política sí cuenta: 31 votos son mayoría, ante los tres del Norte y siete del Centro. Caribe decide la silla importante en Miami.

Jeffrey Webb, presidente de la CONCACAF, trabaja desde las oficinas en Miami

Jeffrey Webb, presidente de la CONCACAF, trabaja desde las oficinas en Miami

CENTROAMÉRICA

La UNCAF no vio representación mundialista hasta México 1970, donde El Salvador clasificó. Fueron dos centroamericanos los que volvieron a decir presente en España 1982, cuando Honduras y El Salvador dieron de que hablar con un empate de España con un penal dudoso y un talento llamado Jorge González. En 1990, de la mano de una generación dorada, Costa Rica avanzó hasta a octavos de final, para volver a asistir a Corea y Japón 2002 y Alemania 2006. Una soñada clasificación daría a Honduras el pase a Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 sería la apoteosis para el fútbol centroamericano: Costa Rica venció a Uruguay, Italia, Grecia y no hubo selección alguna capaz de derrotarla en 120 minutos.

Centroamérica es una aguerrida región del planeta fútbol, donde a pesar del buen fútbol que practican Costa Rica, Honduras y Panamá en los últimos años, la diferencia no es abismal, para bien o para mal. Hace cincuenta años era normal que Guatemala, un país colocado en el ranking 82 de la FIFA goleara a Nicaragua por más de cinco goles. Hoy en día eso sería un escándalo. Equipos como Nicaragua se lograron colar en Copa Oro en 2009, mientras que Belice conoció la gloria al meterse al torneo continental en el año de 2013

En UNCAF se juega la Copa Centroamericana cada cierto tiempo. Nacida bajo el nombre de Copa de Naciones de UNCAF en 1991, es un torneo que hasta 2014 se jugaba en países de la región centroamericana. Sin embargo, el bajo presupuesto de cada federación para organizarla y la poca afluencia de público en los últimos cinco certámenes, obligaron al torneo a viajar hacia Estados Unidos. Con casi 42 mil espectadores, la final de la Copa Centroamericana 2014 entre Costa Rica y Guatemala, fue un éxito en taquilla y en mercadeo para UNCAF, que vendió el nombre del torneo a una compañía de telefonía con presencia total en Centroamérica.

En cuanto a la eliminatoria mundialista de cara a Rusia, Centroamérica tiene un panorama perfecto con Costa Rica como cabeza de serie, con Panamá y Honduras figurando en el pot principal de la clasificación. Guatemala y El Salvador se vieron afectados por la utilización del ranking de agosto de 2014 y no el de septiembre, donde ambos equipos ascendieron en la lista. Nicaragua y Belice, iniciarán la disputa por los boletos mundialistas a partir del pot de Equipos de primera ronda, comprendido con 12 caribeños y los dos centroamericanos.

La CONCACAF es eso: un mix de idiomas, culturas, continentes, juegos de poder, fútbol de dimensiones gigantes como México, ligas en crecimiento como la MLS, un torneo continental de selecciones donde el ganador siempre vestirá de verde o llevará una bandera a barras y estrellas, una Liga de Campeones dominada por los aztecas, una Centroamérica que siempre estará para sacar la cara o bien, colocar la otra mejilla, un Caribe dispuesto a seguir siendo el subcontinente más pobre futbolísticamente.

Costa Rica se proclamó campeón de Centroamérica en 2014 tras derrotar en la final a Guatemala. El torneo se disputó en EE.UU

Costa Rica se proclamó campeón de Centroamérica en 2014 tras derrotar en la final a Guatemala. El torneo se disputó en EE.UU

Sobre El Autor

Javier Del Cid

Guatemalteco (1995), aspirante a periodista de fútbol. Estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Rafael Landívar. Le gusta el fútbol de su país, sigue de cerca la Liga Nacional y sus categorías de ascenso. Comentarista de fútbol en Radio Cadena Sonora de Guatemala.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario