En unas horas arranca la novena jornada en el Clausura 2015 de la Liga MX, es decir, que el torneo se encuentra en su mitad y dos han sido los equipos que han copado los titulares. Monterrey y Chivas, que precisamente se midieron el fin de semana pasado con clara victoria por 3-0 para los de Guadalajara.

Los Rayados, con Carlos Barra como técnico, alcanzaron cotas muy bajas de juego, los recién llegados quedaron relegados al banquillo e incluso Pabón, primero con algunos problemas físicos y luego sin ellos tampoco participó como titular en el encuentro que colmó el vaso, la derrota en Puebla. Después llegó el ‘turco’ Mohamed y el optimismo se instaló junto al técnico que salió campeón con América en el torneo anterior. Su primer día en el banquillo fue acompañado por la victoria ante Querétaro y otra en Copa ante Veracruz la semana posterior. No obstante, el abultado marcador en contra ante Chivas volvió a sembrar las dudas en el equipo, que ve como los puestos de playoffs se alejan. Como visitante acumulan cinco derrotas consecutivas y tan solo un gol anotado. Y aún peor que los resultados fue la imagen mostrada, sobre todo, ante Cruz Azul, en Puebla y esta última fecha en Guadalajara.

Pabón, uno de los pilares en el Apertura, tan sólo ha anotado dos goles este campeonato, ambos de penalti. Mientras que sus compatriotas recién llegados, Mejía y Cardona, no han alcanzado el excelente nivel mostrado en Atlético Nacional y el equipo echa de menos un goleador que pueda dar unos servicios similares a los que ofrecía el chileno Suazo.

Por su parte, las Chivas vivían un momento crítico en la capital mexicana, en campo de Cruz Azul, cuando perdían por 1-0 y el juego era tan malo como al que acostumbraban en los últimos años. Sin embargo, el club cementero se replegó y dejó opciones al equipo dirigido por De la Torre, quien arriesgó con la entrada de Fierro y una defensa de tres que no sufrió debido a la nula competitividad del ataque rival.

Aún así, los problemas de Chivas eran evidentes en esos minutos, sin una circulación clara de balón, por lo que optaron por juego directo, donde la presencia de Omar Bravo y en la recta final de De Nigris creó peligro en el área y espacios en las inmediaciones. Dos apariciones del joven Fierro, escorado en banda izquierda, fueron decisivas. Primero con la asistencia a De Nigris y luego cuando provocó la falta que convirtió Fabián para completar la remontada.

Desde ese día el ‘rebaño sagrado’ no ha encajado un solo gol, se ha asentado en puestos de playoff y ha logrado dos importantes victorias en Copa que le han permitido cerrar el grupo en el primer puesto para alcanzar los cuartos de final.

Ante Monterrey, el marcador reflejó de forma fiel lo que fue el partido. Hacía tiempo que Chivas no completaba un partido como este. Desde el pitido inicial dominaron por completo y, conocedores de su potencial, sirvieron balones laterales en busca del remate de los puntas. Los tres goles llegaron tras remate de cabeza.

Aparte de estos dos equipos, ha llamado la atención el papel de Tijuana, donde Arango ha recuperado un buen nivel físico y sigue mostrando su pegada a balón parado. Ha marcado cuatro goles en las dos últimas jornadas, uno menos de los que suma el colombiano Dayro Moreno, que firmó un brillante mes de enero con tantos decisivos para sumar de tres en tres, lo que ha llevado a Xolos hasta el liderato, tres puntos por encima del sorprendente Veracruz y a cinco de América.

El puesto es llamativo porque Tijuana suele conceder demasiadas ocasiones una vez que superan su primera, y a veces desordenada, línea de presión en la que el mediocentro permite demasiado espacios con sus centrales, como se vio ante Pumas en los primeros quince minutos, cuando pudo encajar varios goles. Después ellos no perdonaron y dejaron el partido casi sentenciado en tres minutos. Semanas después el rival sí acertó y Pachuca se puso 0-2 en el Estadio Caliente. En la segunda parte los de Guzmán pisaron el acelerador y remontaron sobre la hora, impulsados también por la polémica expulsión de Mosquera.

Respecto a América, irregularidad es la palabra que define su torneo. Ha dejado momentos brillantes como el día que ejercieron un dominio aplastante a Tigres o la goleada 5-0 contra Chiapas y, sin embargo, en la última jornada cayeron 0-1 ante Universidad de Guadalajara, que llegaba al Azteca con cuatro derrotas consecutivas.

Matosas debe fortalecer el mediocentro, su línea más endeble sin un organizador y un ancla que asiente al equipo toda vez que Pellerano o Guerrero no lo han logrado. En ataque, el argentino Benedetto se adaptó desde el primer momento y Peralta parece en mejor forma que en el inicio del torneo anterior.

Además, en Concachampions las ‘águilas’ pasaron por encima de Saprissa con un global de 5-0 para acceder a semifinales con un equipo compartido por titulares y suplentes. Ahora se medirán a Herediano y parten como grandes favoritos para alzarse con el título.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario