Cuenta la leyenda que el Comunicaciones estuvo a minutos de desaparecer hace ya siete años. Cuentan que una llamada misteriosa arregló todo, solucionó todos los problemas del club crema y lo volvió a convertir en la poderosa institución que hoy en día es.

Comunicaciones Fútbol Club fue fundado en agosto de 1949 en la Ciudad de Guatemala. El fútbol ya había nacido en Guatemala, con clubes como Municipal, Aurora, Universidad o Xelajú MC, cuando los cremas aparecieron en la Liga Nacional para cambiar la historia. Desde 1950 han sido favoritos para llevarse todos los títulos que se disputan. Hoy en día, son el club con el palmarés más extenso del fútbol guatemalteco: 29 Ligas (igual que Municipal), 8 Copas (igual que Municipal), 10 Copa de Campeones (récord), 2 Copas Fraternidad de Centroamérica y una Copa de Campeones de CONCACAF en 1978, la cual es compartida con otros dos clubes de la región.

Desde el comienzo de la institución, los directivos y dueños siempre tuvieron tintes políticos. No está de más recordar que Roberto Arzú, hijo del ex presidente guatemalteco y actual alcalde de la Ciudad, Álvaro Arzú, comandó el club en la década de los noventas e inicios de los dos miles.

El club derrochaba muchísimo dinero, sin embargo, los títulos respaldaban siempre. Hasta que en 2003 la mecha de las vueltas olímpicas se apagó: seis años sin título hundieron a los cremas, que llegaron al 2008 sumidos en una precaria situación económica. La plantilla hizo el plantón en el inicio del Clausura 2008, obligando al equipo a jugar un partido de Liga Nacional con el segundo equipo. En aquel duelo anecdótico vieron actividad nueve jugadores menores de 20 años, como señal que el futuro estaba a la vista de todos: la cantera.

El Club Social y Deportivo Comunicaciones, como era llamado antes de 2008, pasó a llamarse Comunicaciones Fútbol Club cuando el Grupo Albavisión compró la institución. Albavisión es una enorme estructura que posee seis canales de televisión abierta en Guatemala, radios a nivel nacional, tiendas por departamentos, una cadena de cines, restaurantes y el Comunicaciones Fútbol Club.

IMG_9688

Paolo Suarez celebra con su hijo Agustín tras conseguir el pentacampeonato (Foto: ComunicacionesFC.com)

Los éxitos en la nueva era de Comunicaciones FC fueron inmediatos: título en el Apertura 2008, con una gran camada de jugadores de la cantera y un Rolando Fonseca que confirmó su condición de máximo ídolo de la afición crema. Cuando en 2010 parecía que el crédito del entrenador uruguayo Julio César González se acababa, fue cesado de su puesto y fue el tiempo de Iván Franco Sopegno.

El destino pone cara de perro cuando se le da la gana, canta Ricardo Arjona, cantautor guatemalteco que hace unos años en un concierto en el Estadio Mateo Flores declaró que su padre siempre quiso que defendiera la camiseta del Comunicaciones. El destino trajo a Iván Sopegno a Guatemala para defender la camiseta de Municipal, eterno rival de los cremas. El destino lo puso a dirigir ese ingrato partido en 2008 donde el primer equipo hizo el plantón. El destino lo hizo dirigir la última parte del Apertura 2010.

Comunicaciones FC derrotó en penales a Municipal con la última obra maestra de Rolando Fonseca con un gol de tiro libre y una chilena que empató el partido a falta de minutos. Ya en los penales, Juan José Paredes fue el héroe, dando el título a los albos en una recordaba vuelta olímpica jugando de visita. Seis meses más tarde, en el Clausura 2011, fue el apoteosis para el equipo de Sopegno: liderado por un José Manuel Contreras en el medio del campo, una defensiva solvente con el panameño Adolfo Machado y un ataque mortal con Tránsito Montepeque y Dwight Pezzarossi, además de una generación fenomenal de hombres de la cantera, sumado a la experiencia del incansable eterno capitán blanco, Rigoberto Gómez, los cremas golearon 6-0 en la final a los rojos del Municipal.

A pesar de partir como claros favoritos a llevarse los torneos Apertura 2011 y Clausura 2012, los cremas fallaron en las fases finales, dejando en duda los trabajos de Iván Sopegno en 2011 y el costarricense Ronald González en el 2012. Sin embargo, González fue quien le dio la mejor cara a Comunicaciones en el Apertura 2012, arrasando en todo el torneo regular y endosando un 4-0 a Municipal en la final. La máquina estaba bien engrasada y funcionaba bien. González huyó hacia Saprissa y fue tiempo de Sopegno, otra vez. Con el técnico rosarino los cremas volvieron a ser el mejor de la fase regular y se llevaron el Clausura 2013 con soberbias noches de Paolo Suárez, que llegó desde el Isidro Metapán. El Apertura 2013 será recordado como el título del milagro, debido a una final donde el Heredia llegó a estar arriba en la marcador por un 0-3 a falta de 45 minutos. José Manuel Contreras, actual vicecapitán del equipo y de Selección Nacional, firmó una de las actuaciones de su vida: dos goles y una asistencia para mandar el partido a la prórroga y ganar el título de un gran Juan José Paredes en el arco y un Jorge Aparicio que hacía diez partidos había debutado en el primer equipo, anotando el último penal.

La historia citó a Sopegno en el Estadio Mateo Flores ante Municipal para disputar lo que sería el esperado tetracampeonato crema y el quinto título para el técnico rosarino. Nunca nadie había logrado cinco títulos dirigiendo a Comunicaciones. Sopegno lo consiguió gracias a una impresionante actuación de José Contreras, con la misma base de lo que fue su primer título.

Habrá que aclarar que el dueño de Comunicaciones FC, es el máximo patrocinador de la Selección Nacional de Guatemala, por lo que Iván Sopegno se convirtió en el seleccionador de Guatemala de cara a la Copa Centroamericana 2014, Copa Oro 2015 y eliminatoria rumbo a Rusia 2018.

Agustin Herrera celebra el 2-0 en la final del penta (Foto: ComunicacionesFC.com)

Agustin Herrera celebra el 2-0 en la final del penta (Foto: ComunicacionesFC.com)

William Fernando Coito Olivera fue un mediocampista de Comunicaciones en el pasado. Willy fue segundo entrenador de Iván Sopegno toda la vida y estaba al mando de la filial de Comunicaciones FC. El uruguayo Coito recibió el llamado del primer equipo en mayo de 2014, en lo que sería el torneo más importante en la historia del club guatemalteco: pelear por el pentacampeonato, algo solo alcanzado por la mejor generación de futbolistas que Municipal tuvo del 2004 al 2006.

Con la incorporación del panameño Rolando Blackburn y el sinaloense Agustín Herrera, Comunicaciones FC acertó desde el comienzo de la campaña: estos dos delanteros formarían la dupla más letal del Apertura 2014, anotando en las semifinales y en la gran final ante Municipal. Los cremas se llevarían el pentacampeón derrotando a los rojos.

Hablar de Comunicaciones FC es hablar de solvencia económica, algo que no todos los clubes en Guatemala pueden presumir, es mencionar que la base de la Selección Nacional son trece jugadores de los cremas y que el mejor semillero del país es el blanco, producto de ello, el club cuenta con un equipo filial totalmente profesional en el ascenso guatemalteco.

El cambio de administración en 2008 trajo a Comunicaciones FC nuevos patrocinadores, solvencia económica, estabilidad deportiva y administrativa y como no, triunfos a nivel juvenil y al plantel mayor. Hoy en día, Comunicaciones pelea por el hexacampeonato, algo nunca alcanzado en el fútbol guatemalteco.

2 Respuestas

Hacer Comentario