Hablar de la figura de Juan Carlos Osorio es embarcarse en una serie de elogios sin fin. Un estudioso del fútbol que con su famosa libreta se ha instruido y erigido como entrenador de una forma sabia y paciente, sin quemar etapas. Desde su aventura en la Premier League, hasta experiencias en México y Estados Unidos pasando por supuesto por su fútbol colombiano y su obra maestra, el Atlético Nacional de Medellín. Un conjunto que ha dominado como pocos el fútbol colombiano en los últimos tiempos, teniendo esto un mérito absoluto por el sistema de Playoffs que desarrolla el torneo. Pero tiene un “mono sobre la espalda” llamado “Internacional” y es que es en estas competiciones donde quiere hacer historia, colocando a su verdolaga paisa en la memoria eterna del aficionado al fútbol de América.

Una vez superada la barrera de cuartos que tanto se le resistió en los últimos años los de Osorio estaban mentalmente preparados para recibir a un São Paulo que la temporada pasada fue verdugo de su carrera en la misma competición. Por su parte el São Paulo tiene la motivación de querer ofrecer un último momento de gloria al mayor ídolo de su historia, Rogerio Ceni, que colgará los guantes a final de año.

Antes de encontrarse en Morumbi para decidir quien va a la final, São Paulo tiene un partido en la Arena Pantanal de Cuiabá ante el Santos para seguir soñando con lo “imposible”, ser campeón brasileño. Mientras que Atlético Nacional tiene un importante encuentro en el Cuadrangular Final de la Liga Postobón II ante Once Caldas.

Por las características de ambos clubes todo nos hacía presagiar que goles y errores podrían ser la tónica dominante del encuentro, y bien es verdad que parte de la frase tiene su sentido pero los planteamientos iniciales de ambos técnicos preservaron el cubrirse las espaldas y con parsimonia ir digiriendo el partido.

São Paulo tuvo dos etapas rescatables, los primeros y últimos diez minutos del encuentro. Comenzando al inicio con un claro objetivo de explotar uno de los puntos débiles de su rival, la salida defensiva. Y es que el verdolaga muestra claras deficiencias a la hora de sacar el balón en corto. Una presión altísima del São Paulo sirvió para que los colombianos pasaran los peores momentos del encuentro. Una combinación entre los hombres de arriba terminaría en un fuerte chut de Kaká que salvaría Armani, prosiguiendo su buen estado de forma ya mostrado en la anterior eliminatoria. Ocurre entonces una de las acciones que definiría el partido, en una salida de Franco Armani para detener el avance de Alan Kardec este colisiona contra la rodilla del atacante brasileño en lo que debería haber sido su expulsión, acabó saliendo impune. Kardec acabaría siendo sustituido al final de la primera parte, sorprendentemente no entraba un Alexandre Pato ya recuperado de su lesión y si un Alvaro Pereira que hace menos de 24 horas estaba con la selección uruguaya. Mandando a este al lateral provocando así que Michel Bastos suba a la línea de volantes donde tan buen rendimiento ha dado a su equipo últimamente.

Poco después del lance entre Armani y Kardec llegaría el gol de Atlético Nacional, en un fallo de entendimiento entre Edson Silva y Rogerio Ceni, que cedería un espacio bien aprovechado por Luis Carlos Ruiz para hacer el 1-0. El “momentum” del partido cayó en el lado paisa y es que hasta un par de veces más apareció Rogerio Ceni para salvar a su equipo antes del descanso. Pese al gol y los minutos finales en lo general los de Muricy Ramalho tuvieron un mayor control en la primera mitad y al final penalizaron el no haber aprovechado sus ocasiones.

En la segunda mitad siguió la tónica final de la primera con un São Paulo totalmente fuera del encuentro y al que además cabía sumar el pasar de los minutos, que hacían mella en su estado físico. Poca intensidad y concentración, sumada a errores continuos en la entrega ayudaron a hacer más notoria la superioridad de Atlético Nacional y es que los de Osorio en el global merecieron haber anotado algún gol más, la fortuna y fallos en la definición propiciaron el 1-0 final. Disparo de Cardona al Palo o un tiro al muñeco de un Juan David Valencia solo ante Ceni gracias a la mágia de Sherman Cardenas.

Al final São Paulo puede achacar el flojo nivel de juego de Kaká (Inminente su marcha a la MLS pero ya son muchos encuentros en los que no consigue encontrarse cómodo sobre el terreno de juego) y Paulo Henrique Ganso a la tónica del equipo. Apagados y fuera de la dinámica que Ramalho pretendía en el día de hoy, la entrada de Alvaro Pereira mostró la confianza en la pareja. Entró Osvaldo por Kaká y tanto con el como Michel Bastos consiguieron ocasionar cierto peligro sobre la meta de Armani, al final insuficiente.

Quizá este Atlético Nacional de Medellín no es tan brillante y regular como el de otros años, pero va a por todo en esta Copa Sudamericana. Osorio enfrentaba un partido de ida con bajas de entidad como las de Alexander Mejía y Daniel Bocanegra que se encontraban con la selección Colombia (Pekerman por su parte si liberó a Edwin Cardona tras el partido ante USA) y pese a esto fue un gran rival. Sebastian Pérez viene llamando las puertas del seleccionado desde hace tiempo, formando una gran pareja con el ya mencionado Mejía. Hoy fue uno de los hombres del encuentro, con un trabajo físico notable en carrera incesante y presión sobre su rival dejó para el recuerdo uno de sus mejores encuentro con la camisa del verdolaga paisa.

Atlético Nacional valiéndose de la presión, el buen orden mostrado y su velocidad puso en muchos aprietos a un São Paulo que no sabía bien donde estaba y al que le salvó Rogerio Ceni. El tricolor paulista puede darle las gracias a su eterno portero, que deja la remontada en Morumbí como algo factible para un conjunto que lleva mucho tiempo acusando el cansancio que genera participar en esta competición.

Una Respuesta

  1. "El profe" Osorio en São Paulo: nos vamos a divertir -

    […] De Osorio he hablado en varias ocasiones, un estudioso y loco de este deporte como pocos profesionales. Ambición y acreditación en forma de títulos técnicos  (certificados UEFA) y deportivos (DT más ganador de la historia de Atlético Nacional) Además de tener un pasaje notorio por el fútbol internacional con aventuras en el fútbol inglés, estadounidense, mexicano y colombiano. […]

Hacer Comentario