El clásico regio, el último que presenció el estadio Tecnológico de Monterrey, tuvo todo lo que un choque de este nivel puede prometer. Goles, tensión, decisiones arbitrales dudosas, intervenciones casi milagrosas bajo palos y, sobre todo, dos equipos volcados en busca de los tres puntos. Ambos, en las posiciones nobles de la Liga MX, demostraron ser candidatos a llegar muy lejos en el playoff.

Ricardo Ferretti, técnico de Tigres, afirmó tras el partido que su equipo pudo golear, y por momentos, esa fue la sensación. Su equipo fue capaz de mantener la posesión y crear peligro en los últimos metros con un excelente Guerrón y con las incorporaciones de Damián Álvarez. Sin embargo, el marcador final fue de 2-2 con el liderazgo de los habituales, Pabón y Suazo, en la remontada. El delantero chileno poco a poco recupera su mejor nivel en el momento decisivo de la temporada.

En el primer tramo de encuentro, muy a menudo interrumpidos por faltas, las mejores ocasiones las tuvo Guerrón, que se las vio con Orozco en una ocasión y con su marcador en una complicada media chilena que intentó en el área. A la tercera, el ex de Liga de Quito, tuvo más fortuna y no perdonó con un balón franco con introdujo en la portería con violencia.

Poco después, con la defensa de Monterrey descolocada, una de esas llegadas a campo contrario de Álvarez resultó decisiva. Tan solo tuvo que combinar con Pizarro, que de primeras dejó solo a Herculez Gómez. Demasiado solo en una posición delicada, en la que tuvo tiempo para pensar, coordinar su cuerpo y anotar el 0-2.

Tras el descanso hubo reacción del equipo de Barra, que dio entrada a César Delgado, protagonista de la acción del 1-2 con un magnífico desmarque a la espalda de la defensa y la asistencia al mediocentro Zavala en el centro del área.

Con el marcador apretado Tigres pasó momentos complicados y llegaron algunas ocasiones rayadas más, como un disparo de Pabón a la madera. Aunque poco a poco recuperaron la posesión y parecía tener en sus manos la victoria, sobre todo con la entrada de Burbano, que ya ha olvidado sus problemas físicos y se mostró fresco y dispuesto a pedir la pelota en cada jugada.

Y cuando las fuerzas parecían flaquear, Suazo y Pabón combinaron con una vertiginosa pared al borde del área en la que el ‘Chupete’ encontró con la zurda al espigado Madrigal para que hiciese el empate a placer. Con la celebración explotó el Tecnológico pero aún quedaban acciones que marcarían el encuentro en una y otra portería.

Primero, Tigres tendría su ocasión con el disparo de Álvarez que Orozco despejó a mano cambiada y ya en el descuento Guzmán demostró por qué Martino ha contado con él en la última convocatoria de la albiceleste. Suazo remató a bocajarro y el argentino ex de Newells desvió con su cuerpo a córner cuando el gol ya se cantaba. Su rival no tuvo otra opción que reconocerle la intervención con una sonrisa de incredulidad.

Del resto de la jornada cabe destacar la victoria de Querétaro sobre América. Los gallos quieren mantener hasta el final la lucha por entrar entre los ocho primeros clasificados y gracias a una exhibición de Sanvezzo, vencieron por 3-2 al líder tras jugar gran parte del segundo tiempo en inferioridad. El punta brasileño ya es el máximo goleador del campeonato con diez tantos.

4

Cruz Azul, después de caer en Concachampions, rehízo su moral al vencer con comodidad por 3-1 al colista Morelia y así mantenerse en posición de playoff. Pavone hizo dos de los goles. Una victoria de mucho más mérito es la lograda por León, en campo de Toluca. Es el tercer triunfo consecutivo del vigente bicampeón y muestra su candidatura con un Boselli enrachado al haber marcado en cuatro encuentros seguidos.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario