De vez en cuando el fútbol brasileño nos ofrece jornadas con un sabor especial, donde en determinados partidos se para el tiempo y más allá de las aspiraciones en la tabla importa el ahora, ganar sea como sea a tu rival.

La CBF decidió hace un par de años que las últimas jornadas de liga fuesen encuentros de rivalidad, esto se debió a los finales con polémica en pasados campeonatos, algunos equipos cedían una ventaja a su rival para no beneficiar a sus vecinos en el campeonato. Con el paso del tiempo la propia CBF se dio cuenta de que no beneficiaba a las audiencias el hecho de juntar los partidos más espectaculares prácticamente en una jornada, por lo tanto se decidió volver al modelo de siempre, pudiendo así disfrutar de estas rivalidades eventualmente conforme avanza el campeonato.

Este fin de semana hemos tenido cuatro de los clásicos más importantes del país además de un encuentro que por lo ocurrido y sus posibles consecuencias pasa a formar parte de la memoria colectiva del aficionado en Brasil.

Flamengo 1 – Fluminense 1

Equilibrio resume lo acontecido en Maracanã, un Flamengo que pierde la oportunidad de vencer a Fluminense en 2014, siendo el último partido que enfrentará a ambos equipos. Mucho se puede hablar de la situación actual del rubro-negro, con un Vanderlei Luxemburgo que ha dado un giro de 360º al equipo desde que llegó; al igual que Fluminense, eliminaciones y protestas han sido la tónica durante la temporada, pese a esto siempre se ha mantenido en la parte alta de la tabla en el campeonato.

Priorizando el trabajo y la velocidad al control y dominio del balón, Flamengo con su trío de centrocampistas siempre tuvo dificultad para sacar el balón jugado, teniendo como referencia un juego más vertiginoso, que se tradujo en el gol de Eduardo da Silva, a balón parado Fred logró el empate haciendo justicia al encuentro, que terminaría con distintas entradas que por parte de Flamengo buscarían un mayor dominio y ofensividad en campo rival.

Jerarquía del Fluminense en los enfrentamientos ante su gran rival este año, dos victorias y un empate, concediendo sólo un gol en contra, esta vez el gran protagonista fue el equilibrio.

Cruzeiro 2 – Atlético Mineiro 3

El gran clásico de Minas Gerais enfrentaba a dos gigantes en el Mineirão, con Cruzeiro ejerciendo una localía hasta ahora implacable en 2014, el invicto de la raposa en el “Gigante da Pampulha” asustaba e intimidaba, pero de una forma épica fue su gran rival el que abrió el camino a la victoria en su feudo.

Dominio cruzeirense que no se tradujo en goles y un Atlético Mineiro que supo aprovechar sus oportunidades, en el que destacó un Carlos que está llamado a hacer historia con la camisa del galo, diamante de su fútbol base es un jugador de gran personalidad y muy completo con y sin balón, buen disparo en ambas piernas, regate, fuerza…

Minoría atleticana en el Mineirão, un 10% de los presentes, del 0-2 al 2-2, tras el empate, Levir Culpi decide cerrar el centro del campo, dificultando al rival con un marcaje más eficiente, lo cual provocó una mayor oportunidad en los contraataques, en uno de estos llegó el 2-3 definitivo en el cual Carlos de cabeza tumbaba al máximo rival sobre la bocina en un escenario que no conocía la derrota desde diciembre de 2013.

Carlos fue el héroe del clásico y el que fuera protagonista en una Copa São Paulo de futebol jr entra con total merecimiento en las páginas de oro del Clásico mineiro.

Vitoria 2 – Bahía 1

Uno de los mayores clásicos del país, pese al momento actual de los dos equipos, el Nordeste nos ofrece un Brasil distinto y eso se percibe en su ambiente futbolístico, un Vitoria que por fin venció al Bahía, ocho partidos y más de un año después, juntándolo al tabú existente en la Serie A, no vencía desde 2003, pero ojo que tiene trampa porque desde entonces sólo se habían enfrentado en tres ocasiones. Para redondear el asunto añadir que Ney Franco jamás había conseguido vencer el clásico del fútbol baiano y por fín este domingo con una actuación memorable rompieron de golpe tres fantasmas que acompañaban al equipo y su entrenador desde hace tiempo, adelantando con la victoria al Bahía en la tabla del campeonato.

Haciendo honor a su historia el Ba-Vi resultó ser un partido vibrante a pesar del momento de ambos equipos, goles tempraneros y un Ney Franco que resultó decisivo en el devenir de su equipo y por ende del encuentro, arriesgando en sus decisiones pero consiguiendo ser dueño del partido.

Corinthians 3 – São Paulo 2

En el primer “clásico Majestoso” en la historia de la Arena Corinthians, el Timão venció al São Paulo en un thriller convertido en partido de fútbol en el cual lamentablemente el árbitro terminó siendo el principal protagonista entre los aficionados.

Los tres goles iniciales surgieron a balón parado, asistencias de Kaká y penalti a favor del Corinthians, el joven Malcom destacando en el Timão, una de las mayores promesas del fútbol brasileño. El São Paulo sólo consiguió finalizar dos veces en todo el partido, casualmente resultaron en gol, un Corinthians más dominador y junto a Malcom, Guerrero resultó ser decisivo provocando un penal y anotando el gol de la remontada.

Mano Menezes parece haber perdido el toque que le llevó a ser seleccionador brasileño, su trabajo con el Flamengo y el Corinthians, pese a que con estos últimos la situación en la tabla no es nefasta, si lo son las sensaciones y el nivel de juego, un equipo frío que parece no tener ideas propias y estar totalmente mecanizado, con Tite la organización era mayor y sobre todo el carácter, preocupante pese a estar a dos puntos del São Paulo y 9 del líder, la sensación es que tarde o temprano volverán a fallar en los partidos que un campeón no debe fallar

Tras el partido muchas reclamaciones y nervios por parte del derrotado, un São Paulo que pese a no cambiar nada en la tabla por la derrota del Cruzeiro si ve cada vez más complicado el situarse al frente del campeonato, la distancia de 7 puntos con el líder a falta de 15 jornadas es mayor de lo que parece, pese a que las sensaciones con el tricolor paulista eran casi inmejorables antes de su derrota en Curitiba a mitad de semana.

 

Goiás 6 – Palmeiras 0

El partido comenzó con tintes históricos, un presagio de lo que vendría a acontecer. El Palmeiras rindió un homenaje a uno de los episodios más relevantes de su historia, la llamada “Arrancada Heróica” en 1942, un hecho que supuso dejar de ser Palestra Italia para ser llamado Palmeiras, todo provocado por la presión externa de la época, Getulio Vargas, presidente de Brasil por aquel entonces declaró la guerra a los países del eje, alineándose así con los aliados. El club de origen italiano hizo caso a las protestas y no solo cambió el nombre del club sino también sus colores, antaño más cercanos a la bandera italiana y desde entonces con un enfoque más brasileño. El nombre elegido fue en referencia a un club ya extinto con el que guardaban una gran relación, la “Associação Atlética das Palmeiras”.

Con este bonito homenaje a una de las historias más interesantes del fútbol brasileño en aquella época, arrancó el partido en una Serra Dourada de Goiânia que sería testigo de una masacre difícil de olvidar, un 6 a 0 conseguido con demasiada facilidad en el cual los goles llegaban uno detrás de otro.

No tuvo que esperar demasiado el Goiás para tumbar al Palmeiras en su estadio, en todos los goles hubo colaboración del rival, los nervios jugaron en su contra. Un Esquerdinha estelar para el Goiás, imparable y decisivo en la construcción de la goleada junto a un Erik del que ya hablamos en esta página y que nuevamente fue efectivo no sólo anotando sino también creando líneas de pase y espacios en la defensa palmeirense.

Este 6 a 0 iguala la mayor goleada sufrida por el Palmeiras en el Campeonato brasileño, un 6 a 0 en 1981 que le endosó el Inter en Beira Rio. La derrota supone ser el último clasificado a falta de 15 jornadas, mientras que el Goiás se reafirma en la zona media. Pese a que la situación parece desesperante, sólo tres puntos separan al Palmeiras de la salvación a día de hoy, Dorival Junior y cia tienen tiempo para darle la vuelta a esto, un tercer descenso sería terrible para la entidad, sobre todo con la próxima apertura de su nuevo estadio, posiblemente el mejor dirigido de todo Brasil y en una situación inmejorable dentro de la ciudad de São Paulo, si saben revertir la situación, el fúturo puede ser suyo.

 

Erik Lima y su semana deslumbrante Palmeiras Club Moderno

 

 

Accede a la clasificación de Brasil desde el menú principal o aquí 

Sobre El Autor

Alberto Zaragoza

Valencia,1990, con raíces en América. Periodismo. Apasionado del deporte, América es la ilusión.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Ayesha

    승기, 너무 귀엽지 않아요?? ㅎㅎ작년에 한국에 있을 때 즐겨보던 TV 프로 중에 하나에요. 1박 2일!!다음 주에 같이 이 노래 불러 볼까요??No es chulo SeungKi?? jeje..El af1o pasado, cundao estuve en Corea ese programa es uno de mis favoritos de tele. 1bak 2il..!!Que9 les parece que cantemos esa cancif3n el se1bado que viene??

Hacer Comentario