El pasado miércoles Goiás visitó Maracaná para medirse a Fluminense en la segunda ronda de la Copa Sudamericana, una noche que Erik Lima no olvidará porque fue su debut en competición continental y además hizo un gol sobre la hora para dar esperanza a los suyos de cara al partido de vuelta. Es cierto que hasta ese momento, desde su debut con el primer equipo, le ha costado sumar goles un lastre demasiado pesado para un punta como él. En este partido se topó dos veces con la madera sin ir más lejos y en el Brasileirao tan solo había hecho uno. Aún así, su juego de movilidad y regate es de gran ayuda para el técnico Drubscky, que poco a poco le ha convertido en un pilar dentro del once inicial. En este encuentro también fue decisivo al provocar la expulsión del portero Klever cuando ya se disponía a definir.

Tres días más tarde Goiás recibía a Atlético Paranaense, un partido complicado ante un equipo repleto de jóvenes talentosos que marcha por delante en la tabla. Erik se encargaría de desbaratar todos los planes iniciales. Tomó la responsabilidad del ataque y marcó dos goles en el primer tiempo. Ya en la recta final certificó la victoria con el hat-trick, obviamente el primero a nivel profesional.

Y tras asimilar una jornada de ensueño, llegaba la complicada tarea de remontar la eliminatoria a Fluminense. Un partido apenas sin ocasiones y con mayor dominio de la posesión para el equipo carioca, sobre todo en la primera mitad. Por ello, todo quedó decidido nada más volver del descanso cuando Erik cabeceó una acción a balón parado, casi a placer en el segundo palo, para otorgar la ventaja definitiva al equipo de esmeraldino.

Ahora sólo queda ver cuál será el siguiente paso de este jugador. En octavos de final de Copa Sudamericana espera Emelec y en Brasil toda la segunda vuelta para aumentar su cifra de goles.

Erik se dio a conocer en enero de 2013, durante la disputa de la Copinha en la que su equipo llegó a la final contra todo pronóstico. Ahí se toparon con Santos, equipo que salió vencedor con jugadores como Neílton, Yuri o Jubal. No obstante, Erik quedó como máximo goleador del torneo junto a Caio de Audax y Diego de Mogi Mirim con ocho dianas cada uno. En la fase de grupos completó seis de ellas con un tanto en el debut ante Guaraní, dos contra Guarany SE y hat-trick frente a Lemense en poco más de un cuarto de hora durante la segunda parte.

En dieciseisavos de final, en una auténtica exhibición de pegada, Goiás goleó por 5-1 a Vasco da Gama y Erik volvió a ver puerta. En cuartos no marcó durante el tiempo reglamentario pero acertó desde los once metros en la tanda de penaltis en la que derrotaron a Sao Paulo. En semifinales hizo su último gol del torneo para igualar el choque contra Bahía y así llevar de nuevo la resolución al punto de penalti. En esa ocasión el portero Paulo Henrique sería el gran héroe.

Una vez finalizado el torneo juvenil disputado en Sao Paulo Erik no contó demasiado para la primera plantilla de Goiás y apenas apareció en cuatro partidos del Brasileirao 2013 con el técnico Enderson Moreira. En la presente temporada, sin embargo, ya fue importante en el estadual Goiano, en el que marcó dos goles, y por supuesto en liga siendo titular en seis ocasiones y utilizado como revulsivo en nueve fechas más. Ahora parece imposible que nadie pueda moverlo de la titularidad, donde se complementa con jugadores técnicos como Tiago Real o Esquerdinha.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario