Todos los focos recayeron en la previa, durante y tras el partido en Ronaldinho, con su debut en liga, su primer gol y una asistencia magistral a Sanvezzo en la victoria de Querétaro en Guadalajara. Sin embargo, el otro hecho reseñable del encuentro fue la delicada situación en la que quedaron las Chivas, que ya ocupan la decimoquinta posición en la tabla de promedios por el descenso y tanto Puebla como Veracruz quedan muy cerca del ‘rebaño sagrado’.

La crisis comenzó tras el Apertura 2012, cuando Chivas se metió como octavo clasificado al playoff y cayó con un global de 5-2 ante Toluca. En el Clausura de ese mismo año el equipo fue penúltimo, en el Apertura 2013 tan solo logró doce puntos y en el Clausura fue decimoquinto con dos derrotas en las últimas jornadas que le impidieron disputar la fase final.

A día de hoy el equipo evidencia una falta de gol difícil de resolver, ya que Omar Bravo y De Nigris dejaron su mejor momento de juego tiempo atrás, han perdido velocidad y apenas participan en la ofensiva. Ninguno de ellos a visto puerta a pesar de haber participado en los nueve encuentros que se han jugado a día de hoy, un dato que lo dice todo. El canterano Carlos Fierro, con dos dianas, cuenta cada vez con más protagonismo desde el banquillo y la ilusión que denota con el balón pegado a los pies es la mejor noticia del equipo que entrena Carlos Bustos.

Aún así, la mayor responsabilidad debe recaer en jugadores veteranos como Arce o Israel Castro y por supuesto en Salcido, expulsado ante los gallos en una acción en la que pudo tomar una elección más acertada para los intereses de su equipo. Es entendible que en esta dinámica complicada jóvenes como Julio Gómez, héroe de México en el Mundial sub 17 disputado en 2011, no cuente con oportunidades. Si años atrás el trabajo de cantera en el club era envidiable, ahora la progresión se ha frenado e incluso Giovani Hernández, que en el torneo anterior fue importante, en estos momentos apenas suma algunos minutos como suplente.

Menos entendible resulta que un jugador como Erick Torres se encuentre cedido en las Chivas de la MLS, donde brilla y se ha ganado la convocatoria con la selección azteca. Sobre esto se pronunció el propietario del clube Jorge Vergara y admitió que el delantero podría volver en el mes de noviembre para la disputa del torneo Clausura. Sin duda, un refuerzo que daría un salto de calidad al ataque, solucionando así el gran déficit de la plantilla.

La afición de las Chivas hace tiempo que abandonó al equipo dado el escaso espectáculo que ofrece en el terreno de juego, de ahí que la entrada al estadio Omnilife sea muy pobre en la mayoría de encuentros. Sin embargo, para ver a Ronaldinho se rozó el lleno y la afición rojiblanca tuvo que conformarse con ovacionar al brasileño, aunque a buen seguro la intención era disfrutar de una victoria asequible que diese oxígeno a un equipo que debe sumar puntos como sea.

Para empezar, este domingo recibirán a Puebla en un duelo directo por el descenso, ya que en caso de ganar el equipo de Sánchez Solá, superará a Chivas en la tabla de promedios. Más adelante llegarán partidos complicados ante Toluca, Atlas o León y el dos de noviembre se jugará un nuevo clásico en el estadio Azteca frente a América.

Hacer Comentario