Honduras regresa a una Copa del Mundo después del alto nivel defensivo que mostró en el torneo disputado en Sudáfrica, donde complicó incluso a España, perdió por la mínima ante Chile y sacó un empate con Suiza. Sin embargo, no lograron anotar un solo gol y pusieron todos sus esfuerzos en mantener su portería intacta. Esta vez, al menos de inicio contra Francia, la idea será la misma y su último partido de preparación ante Inglaterra, donde el marcador fue de 0-0, debe servir de ejemplo para el combinado catracho.

Beira Río será la sede que acoja este segundo partido del grupo E, en el que Francia será el gran favorito para hacerse la victoria, algo que intentará evitar el seleccionador Suárez, quien podría formar una línea de cinco jugadores en el centro del campo y así variar su clásico 4-4-2. El delantero elegido sería Bengtson mientras que Costly esperaría su oportunidad en el banquillo. Con esta idea de fortalecer la medular, será difícil ver como titular a Andy Nájar, uno de los jugadores más talentosos en Honduras, que actúa en el costado derecho.

Menos dudas hay en la zaga, donde Bernárdez y Figueroa conformarán la pareja de centrales mientras que Beckeles, expulsado contra los ingleses, e Izaguirre serán los laterales. Ambos, gracias a su fortaleza, pueden incorporarse al ataque pero ante un rival superior estarán contenidos en campo propio. En el mediocentro contendrán los ataques y vivirán una dura pugna con Pogba,
Matuidi y compañía, Luis Garrido, Palacios y Jorge Claros.

Espinoza, el jugador más desequilibrante, aparecerá desde la banda izquierda y será una de las referencias en ataque con su desborde y disparo a puerta. Boniek García, con problemas físicos desde el inicio de la concentración declaró estar en óptimas condiciones y podría ser una de las novedades en el once inicial. Chávez, otro jugador portentoso que participó en banda derecha ante Inglaterra, sería el damnificado según la prensa hondureña.

En Francia la gran duda de Deschamps aparece en ataque, donde tras la baja de Ribery queda un hueco en banda izquierda que bien podría ocupar un jugador de características similares como Griezmann o Karim Benzema, que se adapta en esa posición a la perfección al entrar más en contacto con el balón y buscar a Giroud en el área. La movilidad del delantero del Real Madrid podría causar problemas en una defensa tan poblado, al igual que la inteligencia de Valbuena en la banda opuesta.

Sobre El Autor

Juan Antonio Lopesino

Juan Antonio nació en Madrid (1990) y es licenciado en periodismo por la UCM. Sigue el fútbol sudamericano, en especial el brasileño como fiel seguidor de Fluminense, y disfruta con la competitividad en Copa Libertadores y el ritmo frenético del campeonato mexicano.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario